Dos fugitivos acusados de secuestro de migrantes en Texas son detenidos en Michoacán, México

Lorie Lin Flowers y Santiago Hernández Jr. fueron capturados por agentes del FBI en Michoacán, México, dijo el FBI. Ambos podrían enfrenar condenas de cadena perpetua

Dos fugitivos acusados de secuestro de migrantes en Texas son detenidos en Michoacán, México

Pareja era buscada por cargos federales por su presunta participación en el secuestro de tres personas el 18 de marzo de 2023. Crédito: Seth Wenig | AP

Dos fugitivos acusados de pertenecer a una banda que secuestró a varios indocumentados en Texas para pedir rescate a sus familiares fueron detenidos en México, informó este martes la Oficina del FBI en Houston.

Lorie Lin Flowers, de 26 años, y Santiago Hernández Jr, de 27 años, fueron detenidos en el estado de Michoacán (México) y se espera que sean enviados a Texas, donde enfrentan las acusaciones.

Ambos eran buscados por cargos federales por su presunta participación en el secuestro de tres personas el 18 de marzo de 2023.

El FBI dijo en agosto de 2023 que la operación de tráfico de personas comenzó en Eagle Pass con seis migrantes que viajaban a Houston en un camión cuando un grupo de autos los persiguió y disparó.

Según los documentos de la acusación, 11 sospechosos armados secuestraron a tres de los migrantes y los obligaron a subir a su vehículo a lo largo de la I-10 Este en el condado de Waller.

El FBI dice que otras tres víctimas recibieron disparos y fueron abandonadas en el lugar. Los sospechosos supuestamente mantuvieron como rehenes a las víctimas del secuestro en dos hoteles del área de Houston, donde grabaron cómo golpeaban a los migrantes. Los videos se utilizaron como palanca para que las familias de las víctimas exigieran el dinero del rescate.

De acuerdo a un testimonio presentado ante el tribunal, los secuestradores liberaron a dos de los rehenes, un hombre y una mujer, después de que sus familias pagaran el rescate.

Las autoridades llevaron a cabo una operación y rescataron con éxito a la víctima restante en el motel de estancia prolongada Studio 6 cerca de Beltway. Según las autoridades, uno de los 11 sospechosos fue asesinado a tiros por un agente del FBI durante la operación en el área de Greenspoint.

La pareja hace parte de una banda de 11 sospechosos acusados de secuestro. Ocho de los miembros de la banda fueron detenidos y acusados el año pasado, pero Flowers y Hernández permanecían en búsqueda y captura desde ese entonces.

El FBI dijo que la agencia ofrecía una recompensa de hasta $5,000 por información que condujera al arresto y condena de Hernández Jr. y Flowers, mientras advirtieron al público que los sospechosos eran peligrosos.

Los migrantes secuestrados supuestamente habían cruzado a Estados Unidos ilegalmente desde México, según una persona familiarizada con el caso.

Esta captura se da a unas semanas de que un caso similar, donde un ciudadano mexicano de 27 años fue sentenciado por retener a varios hombres contra su voluntad y exigir un rescate.

Edgardo Hernández-Zamora se declaró culpable el 8 de junio de 2023 de toma de rehenes.

La jueza de distrito estadounidense Marina García Marmolejo ordenó a Hernández-Zamora cumplir el resto de su vida en una prisión federal.

Los co-conspiradores Adrián Ramírez, de 20 años, y Adrián Ramírez-Vásquez, de 39, ambos de México, también se declararon culpables de sus roles y anteriormente recibieron 48 y 60 meses de prisión, respectivamente. Al no ser ciudadanos estadounidenses, se espera que ambos hombres enfrenten un proceso de deportación luego de cumplir sus penas de prisión.

En febrero de 2023, las fuerzas del orden llegaron a una residencia en Laredo después de enterarse de un posible secuestro. Durante su investigación, las autoridades escucharon fuertes golpes provenientes de una ventana dentro de la casa y observaron a hombres llorando y gritando en español “nos estaban secuestrando”.

Las autoridades determinaron que los hombres estaban detenidos contra su voluntad mientras Hernández-Zamora se comunicaba con sus familiares para exigir un rescate. Hernández-Zamora amenazó con atar a las víctimas y causarles daño físico y con que no volverían a ver a sus familias si no cumplían.

Uno de los familiares pagó 3,500 dólares como pago parcial del rescate exigido por su liberación.

*Con información de EFE.

Sigue leyendo:

Asesinato de estudiante en Georgia arrecia críticas hacia inmigrantes indocumentados
Arrestan a hispano sospechoso de asesinar a una estudiante en campus de la Universidad de Georgia
Madre del adolescente venezolano que disparó a una turista en Nueva York fue detenida por inmigración

En esta nota

Buró Federal de Investigación (FBI)

Suscribite al boletín de Política

Recibe gratis las noticias de política e inmigración diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain