Sábado 21 de Enero 2017

Un ‘Oasis’ para Inglewood

Cal FreshWorks lleva alimentos saludables a 'desiertos alimenticios' en todo CA

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Un ‘Oasis’ para Inglewood
Alma Gallardo está feliz porque ahora cuenta con un supermercado que vende alimentos frescos, saludables y accesibles en Inglewood.
Foto: La Opinión - Patricia A. González-Portillo

Es difícil imaginar cómo un desierto árido puede convertirse en un oasis.

Pero para Alma Gallardo esto es lo que ocurrió en la esquina del bulevar Lennox y la Avenida Prairie, en Inglewood.

“Vendían alimentos echados a perder y frutas y verduras pálidas”, dijo Gallardo. “Es todo lo que teníamos”.

Bienvenidos a Inglewood, lo que los expertos en nutrición llaman un ‘desierto alimenticio’ – una comunidad con poco o ningún acceso a supermercados que ofrecen comida fresca y saludable. Por desgracia, esta comunidad tiene tasas más altas de obesidad y enfermedades crónicas como la hipertensión y la diabetes.

Pero las cosas están cambiando en el sur de Los Ángeles.

Cal FreshWorks

El éxito se debe al esfuerzo liderado por California FreshWorks, una organización que está aumentando el número de tiendas de comestibles en zonas marginadas – incluyendo la nueva ubicación en Inglewood.

Un proyecto de The California Endowment y un equipo de banqueros, inversionistas y otros socios ‘fuertes’, FreshWorks es un fondo público-privado de $272 millones que fue creado para incrementar el acceso a alimentos saludables en comunidades desatendidas, para inspirar el desarrollo económico así como la innovación del comercio de la industria de alimentos.

Por más de dos años, esa esquina en Inglewood era un atractivo para vándalos y grafiti.

Hoy en día, el pintoresco supermercado González Northgate ofrece manzanas rojas, naranjas y tomates jugosos, lechuga verde, carnes frescas y otros alimentos a más de 105 mil personas que ahora cuenta con las herramientas para tomar las riendas de su salud. La primera dama Michelle Obama, una defensora del acceso a alimentos saludables, visitó el sitio en el 2012, para destacar la labor del fondo de California FreshWorks.

Desiertos alimenticios

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, más de 23 millones de personas en este país viven en desiertos alimenticios, lo cual contribuye a una mala alimentación y niveles más altos de obesidad y enfermedades crónicas como la diabetes y los males de corazón.

Por desgracia, los latinos y los afroamericanos han reportado tasas más altas de falta de acceso a estos alimentos, comparados con los blancos y los asiáticos, según un informe del Food Research and Action, la organización nacional sin fines de lucro que lucha para mejorar las políticas públicas y privadas para erradicar el hambre y la mala nutrición en el país.

Desierto a Oasis

Los residentes de la comunidad de Inglewood le han dado una gran bienvenida al nuevo supermercado González Northgate, que abrió sus puertas en noviembre pasado con la ayuda de un financiamiento de $ 7.6 millónes de New Markets Tax Credit (Créditos de Impuestos Para Mercados Nuevos) que se utilizo para levantar el edificio viejo, comprar congeladores nuevos, máquinas para hacer tortillas y otro equipo necesario para la tienda de 30 mil pies cuadrados.

El préstamo permite a los prestatarios como Northgate asumir una parte de la financiación como patrimonio.

El supermercado no solo brinda alimentos saludables, sino que también estimula el desarrollo económico, dijo Catherine Howard, gerente del programa NCB Capital Impact, que administra el fondo California FreshWorks.

“La tienda también ofrece puestos de trabajo y una base fiscal para la comunidad local”, señalo. “Es una fuente de trabajo”.

Viva la Salud

Los ojos de Alicia Valadez brillan cuando habla de su padre, Miguel González, y sus 12 tíos y tías que iniciaron el negocio hace 33 años. Hoy en día, la cadena familiar en el sur de California cuenta con 37 tiendas, y han agregado cientos de productos nuevos como parte de su programa de salud y bienestar llamado “Viva la Salud”.

En los pasillos de esta tienda que cuenta con más de 100 empleados se encuentra cualquier alimento que va desde fruta seca, granos, pollo orgánico sin cuero hasta paquetes con calabaza, zanahoria, cilantro, papa y otros ingredientes listos para echarlos a una olla y preparar sopa de verduras.

“También ofrecemos demostraciones de cocina para que la comunidad pueda aprender a preparar alimentos más saludables… como tacos de salmón”, dijo Valadez. “Les enseñamos a los clientes y a los empleados que existen alternativas de cocinar con manteca de puerco… como los aceites de oliva y uva.”

La esquina de Lennox y Prairie ha cambiado muchos desde los días en que se vendía fruta y verduras mallugadas y carne vieja.

Hoy en día, las familias llenan sus carritos mientras otros comen un sandwich de pavo en el restaurante de Northgate al son de las canciones de amor y traición de Alejandro Fernández y Shakira que retumban de las bocinas. Algunos siguen a los empleados con charolas con melón, sandía y pan de maíz recién hecho. Otros clientes simplemente esperan a que pesen sus mojarras, rib-eyes y su jamón de pavo.

“Ser pobre no debe darnos alimentos de menor calidad”, dijo Gallardo. “Merecemos buena comida como todos los demás”.

Te recomendamos