Inmigrante triunfa contra restaurante más caro de LA

Tras ser despedido sin justificación, Heriberto Zamora, que trabajó en un restaurante de Beverly Hills por seis años sin recibir paga por todas las horas trabajadas, decidió demandar al dueño. El caso concluyó con una victoria legal para el joven mexicano.

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Inmigrante triunfa contra restaurante más caro de LA
Tras una larga batalla legal, Heriberto Zamora obtuvo un acuerdo monetario del dueño del restaurante más caro de Los Ángeles por "robo de salario".
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

La victoria que Heriberto Zamora obtuvo la semana pasada, luego de un año de haber puesto una demanda en contra de su patrón ante la Oficina del Comisionado Laboral de California, le sabe al más exquisito rollo de sushi que preparan en el restaurante Urasawa de Beverly Hills.

Ese restaurante es el segundo más caro del país y donde Zamora trabajó durante casi seis años sin recibir el pago correspondiente de horas extra.

El famoso chef Hiroyuki Urasawa, dueño del restaurante, lo despidió el 21 de junio de 2012 luego de que Zamora le pidiera retirarse a casa porque estaba enfermo.

El joven de 24 años, inmigrante de Oaxaca, México, que trabajaba como ayudante de cocinero en el restaurante, acudió a la Alianza de Trabajadores Inmigrantes de Koreatown (KIWA) al considerar que se trataba de un despido injustificado y donde le recomendaron poner una demanda ante la Oficina del Comisionado Laboral, también conocida como Division of Labor Standards Enforcement (DLSE).

Los investigadores del DLSE abrieron un caso por separado en nombre de tres trabajadores, al descubrir que el personal de la cocina trabajaba 10.5 horas diarias sin que les pagaran las horas extra, sin descansos ni periodos para la comida.

Urasawa fue multado $27,200 y obligado a pagar $38,585 para los tres trabajadores por concepto de horas extra.

Sin embargo, la demanda de Zamora siguió su curso y el jueves pasado Urasawa acordó pagar una cantidad no revelada por los últimos tres años que no pagó las horas extra.

“No es mucho, pero sí me alcanza como para ir a comer a su restaurante”, comentó Zamora.

Urasawa es el restaurante más caro de Los Ángeles, donde el costo mínimo de una cena para dos personas es de $1,111.

“Más que nada es una victoria para todos los trabajadores que pasan por lo mismo”, dijo el joven oaxaqueño. “Es un ejemplo de que sí se puede, de que las leyes son las leyes y de que aún así sea el restaurante más famoso, contra la ley no va a poder”.

Un estudio realizado en 2009 por el UCLA Labor Center, estimó que cada semana unos 13 mil trabajadores de Los Ángeles son víctimas de “robo de salario”, es decir, que no les pagan horas extra, no les dan descansos o no les dan tiempo para comer, lo cual significa que los patrones están dejando de pagar alrededor de $26 millones de dólares semanales.

Kathrin Buschmann, representante de KIWA, dijo que tuvieron que llegar a un acuerdo firmado con Urasawa para que pague lo que debe, ya que en el 80% de los casos en que el DLSE les ordena pagar, los patrones logran evadir esa responsabilidad.

Eso, explicó, es debido a que la DLSE no cuenta con un mecanismo para obligar a los patrones a cumplir con los pagos.

Por ello están buscando que el nuevo fiscal de la ciudad, Mike Feuer, promueva una ordenanza municipal que imponga multas y se establezca una oficina que ayude en este tipo de casos.

Además, indicó la vocera de KIWA, junto con otras organizaciones están impulsando a nivel estatal la iniciativa AB1164 (Fair Paycheck Act) para que se pueda aplicar un gravamen a las propiedades del patrón como garantía de pago.

“Esta victoria legal es un paso importante para educar a los trabajadores de sus derechos, porque hay muchos dueños que están explotando a los trabajadores y aprovechándose de que son inmigrantes”, mencionó Buschmann.

El joven oaxaqueño ya prepara un festejo con amigos y con las organizaciones que lo apoyaron, una celebración entre tlayudas y sushi, y para que sepa mejor la victoria, con mezcal y sake.

Te recomendamos