Fábrica de Sriracha considera mudarse por quejas de su olor

El creador de esta famosa salsa picante respondió a las propuestas de 10 estados y varias ciudades de California que han ofrecido recibir la fábrica.

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Fábrica de Sriracha considera mudarse por quejas de su olor
Malestares como tos e irritación se producen principalmente entre agosto y octubre, cuando se cocinan los chiles, dicen vecinos.
Foto: Archivo

La fábrica de salsa picante de Irwindale que ha estado en el ojo de la tormenta por meses por las quejas de vecinos sobre su mal olor podría finalmente cambiar de ubicación.

Eso fue lo que anunció ayer el creador de Sriracha, David Tran, quien invitó a políticos y empresarios de 10 estados y varias ciudades de California a que hagan un recorrido por la fábrica y decidan si quejas sobre el olor ocurrirían en sus comunidades.

Si bien Tran dijo que no ha tomado todavía la decisión de mudar el centro de producción de la salsa picante, mencionó que deseaba explorar las alternativas disponibles.

El miércoles pasado, el concejo de la Ciudad de Irwindale calificó unánimemente a la fabrica como una molestia pública.

La compañía Huy Fong Foods, productora de la popular salsa picante Sriracha, fue demandada en octubre de 2013 por la ciudad de Irwindale (a 20 millas al este del centro de Los Ángeles) porque varios residentes se han quejado de un fuerte olor a chile que les produce tos, picazón e irritación de ojos.

Ese malestar se produce durante los meses de agosto a octubre, que es cuando se realiza el cocinado de 100 millones de libras de jalapeño rojo.

“Es como un olor a chile, pero ácido, se siente más por las tardes, cuando empieza su producción”, fue la queja de uno de los residentes del área consultado hace unos días por La Opinión.

La mudanza de la fábrica, informó LA Times, no seria fácil ya que se necesitan chiles rojos frescos para elaborarla y Tran tendría que encontrar otro proveedor si se va de Irwindale, además de reemplazas o reubicar entre 60 y 200 empleados.

(Con información de LA Times)

Te recomendamos