Exabogada latina de Anaheim llega a acuerdo en demanda de discriminación

Miembros del concejo indicaron que ella no podría ser imparcial al tomar casos de asuntos relacionados con la comunidad latina

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Exabogada latina de Anaheim llega a acuerdo en demanda de discriminación
Foto: Enfoque

La ciudad de Anaheim y su exabogada Cristina L. Talley llegaron a un acuerdo de $1.45 millones de dólares para poner fin a una demanda donde Talley argumenta que fue terminada de su puesto de abogada de la ciudad por ser latina, dijeron las autoridades el martes.

Talley afirmó que después de una carrera de 16 años trabajando para el gobierno de Anaheim –los últimos cuatro como abogada principal- fue presionada para renunciar en enero de 2013 por un grupo de miembros del consejo.

Talley alegó que su despido violó sus derechos al debido proceso como empleada del gobierno y dijo que fue acosada por algunos de los cinco miembros del consejo poniendo en duda su lealtad y dando vagas críticas de su trabajo, de acuerdo con documentos de la corte.

Algunos miembros del concejo indicaron que ella no podría ser imparcial al tomar casos de asuntos relacionados con la comunidad latina, explican los documentos legales.

En el momento de su expulsión, Anaheim se enfrentaba a una demanda de la Unión Americana de Libertades Civiles que dijo que el sistema general de la ciudad para elegir al consejo resultó en una pobre representación de los latinos, que suman el 53% de la población. Ninguno de los cinco miembros del concejo de la ciudad era latinos.

Talley, quien tenía 56 años en el momento de su terminación, fue reemplazada por un hombre blanco de 40 años de edad, quien recibió un salario inicial más alto que el salario final de Talley, de acuerdo con documentos de la corte.

Las autoridades municipales habían contraatacado por mucho tiempo la demanda de Talley diciendo que carecía de mérito, puesto que ella no mencionó trato discriminatorio antes de su terminación o en su carta de renuncia formal, a pesar de su familiaridad con los procedimientos de la ciudad para informar de las acusaciones de maltrato.

Después de una larga investigación, la ciudad dijo que Talley recibiría $750 mil dólares y su bufete de abogados los restantes $700 mil dólares.

“Aunque estamos muy seguros en nuestra posición, la realidad de nuestro sistema legal es que es mejor resolver que buscar nuestro día en corte”, dijo el portavoz de Anaheim Mike Lyster.

La ciudad ya había gastado cerca de $800 mil dólares en honorarios legales desde que la demanda fue presentada en la Corte Superior del Condado de Orange y posteriormente movida a la corte federal, dijo Lyster.

Talley se unió a la ciudad de Anaheim en 1996 y fue promovida al puesto fiscal de la ciudad en 2009.

Para el 2012, la ciudad indicó en documentos judiciales, que la mayoría del consejo de la ciudad “no estaba contento” con el trabajo de Talley. En documentos de la corte, la ciudad dijo que el concejo creía que Talley favorecía al alcalde Tom Tait y mantenía falta de comunicación con otros miembros del consejo.

El Consejo pidió una revisión del trabajo de Talley en agosto del 2012 donde tres miembros dijeron que ella “necesita mejorar” mientras que dos más dijeron que “supera las expectativas”, según documentos de la corte.

Seis meses más tarde, el 29 de enero de 2013, Talley se enfrentó a una segunda revisión de funcionamiento en el que una mayoría del concejo votó a puertas cerradas para pedir que renuncie en un plazo de 48 horas.

Uno de los miembros del consejo, Jordan Brandman, testificó que Tait advirtió a colegas en el concejo que estaban “cometiendo un gran error” puesto que Talley no solo era la primera abogada mujer pero la primera abogada latina de la ciudad.

Para el segundo examen que dio lugar a su terminación, Talley dijo que fue privada de notificación para refutar acusaciones o responder a la disciplina propuesta.

Ella presentó una queja ante los reguladores del estado casi un año después de su renuncia. Una vez que la ciudad supo de las alegaciones de Talley de marzo de 2014, los funcionarios contrataron a un abogado para llevar a cabo una investigación interna, de acuerdo con documentos de la corte.

Desde que Talley presentó su demanda original, los tribunales han recortado sus reclamos y un juez federal recientemente desechó sus reclamos de discriminación y represalias de género. El día de corte estaba programado para el 25 de octubre.

Talley se unió a la firma privada de abogados Best, Best & Krieger LLP y en los últimos años ha trabajado como abogada interina de la ciudad de Merced y Riverside.

El bufete de abogados que representa a Talley, Borton Petrini LLP dijo que “Ninguna cantidad de dinero puede compensar totalmente a la señora Talley por el daño causado por su despido sin mérito”.

Te recomendamos