Una niña de 10 años demuestra cómo hacer sentir bienvenido a un inmigrante

Ella no habla ni escribe español, pero hizo todo lo posible por hacer sentir bienvenido a un niño que solo habla español

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Una niña de 10 años demuestra cómo hacer sentir bienvenido a un inmigrante
Imagen de carta que redactó la pequeña Amanda Moore.
Foto: Captura/ABC

Esta campaña electoral ha estado plagada con eventos negativos, sucesos de odio y racismo que se dan como pan de cada día a lo largo del país, esto desde que el candidato republicano a la presidencia de EEUU lanzará su campaña con un mensaje ofensivo hacia inmigrantes mexicanos.

Pero en una escuela primaria situada en la ciudad de Temecula, California, una pequeña de apenas 10 años está dejando en claro lo que es ser una persona inclusiva: alguien que brinda un mensaje de apoyo a quienes llegan a terreno estadounidense con el propósito de salir adelante, aunque no hablen inglés.

Amanda Moore no habla español, ni mucho menos sabe cómo escribirlo, pero este pequeño detalle no la privó de hacer todo lo posible por hacer sentir a un niño bienvenido en su aula escolar.

La pequeña Moore se dio cuenta que el niño, quien solo es identificado como Rafael, se cohibía entre estudiantes angloparlantes de la primaria Paloma, dado que él, recién arribado de México, solo hablaba español.

Esto, según contó la pequeña a cámaras de ABC Los Angeles, la motivó a hacer algo especial: redactarle una carta.

Entonces, con el uso de la herramienta traductora de Google, Moore tomó pluma y hoja y le dejó en claro lo que pensaba:

“Hola Rafael le gustaria que se siente conmigo hoy. Mira para mí y yo te mostro donde me siento. Podríamos estar colorante o simplemente contando historias de miedo.

Gracias por tu tiempo.(sic)”

De ser redactado correctamente, la menor escribiría lo siguiente:

“¿Te gustaría sentarte conmigo hoy? Búscame y te mostraré dónde me siento. Podemos colorear o simplemente contarnos historias de terror.”

Y fue así, con ese simple mensaje, que Moore logró derribar la barrera del idioma, y a su tiempo hacer llenar de lágrimas los ojos de aquel niño inmigrante.

“Nadie debería de estar solo. Todos debemos de tener un amiguito”, dijo la menor al explicar por qué escribió la carta. Los dos ahora son amigos, pese que ella no habla español y él no habla inglés.

Te recomendamos