Los planes de salud de los candidatos: preservar lo avanzado o volver atrás

Muchos latinos se han beneficiado con 'Obamacare", pero muchos siguen sin seguro. Los candidatos presidenciales tienen planes muy diferentes para el futuro de la cobertura sanitaria.

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Los planes de salud de los candidatos: preservar lo avanzado o volver atrás
Muchos latinos se han beneficiado con 'Obamacare", pero muchos siguen sin seguro. Los candidatos presidenciales tienen planes muy diferentes para el futuro de la cobertura sanitaria.
Foto: Archivo

Como país rico y desarrollado, Estados Unidos sigue buscando la fórmula para tener un sistema de salud que no deje a millones de personas sin protección o atención médica. Esto aún no se logra, aunque durante el gobierno del presidente Barack Obama se aprobó una reforma sanitaria que redujo considerablemente la cantidad de personas sin cobertura médica.

La ley de Reforma de Salud (ACA), también conocida como Obamacare, fue aprobada en 2010 y la mayoría de sus cambios más significativos entraron en vigor a principios de 2014. Obamacare extendió cobertura de Medicaid a millones de personas de bajos recursos y ofreció subsidios del gobierno para comprar seguros privados a personas con ingresos de hasta 400% del nivel de pobreza. 

Alrededor de 26 millones de estadounidenses han logrado cobertura médica gracias a Obamacare, pero se estima que unos 28 millones siguen sin cobertura, por diversas razones, entre ellas: el costo de un seguro privado aún es demasiado caro para ellos, son personas indocumentadas pero con ingresos demasiado altos para cobertura básica de Medicaid o son personas de clase trabajadora en estados que no se sumaron a la expansión de Medicaid.  Otros quizá aún no saben que podrían calificar o no han aprovechado los subsidios o ayudas existentes.

Dos de los estados que no aceptaron la ampliación de Medicaid —porque sus gobernadores republicanos rechazan la ley por cuestiones políticas- son Florida y Texas, dejando a muchos latinos de bajos y medianos recursos sin la cobertura que podrían tener bajo la ley.

Además, Obamacare extendió protecciones a todos, incluso los millones que tienen cobertura privada por medio de sus trabajos:  los seguros no pueden legalmente rechazar a nadie por condiciones de salud previas o retirarle la cobertura, y los jóvenes pueden quedarse en el seguro de sus padres hasta los 25 años.

Las propuestas de los candidatos

Las opciones sobre cobertura de salud ofrecidas por los dos principales candidatos a la presidencia son radicalmente diferentes. Hillary Clinton ofrece preservar y expandir Obamacare, mientras que Donald Trump, siguiendo la línea , prevaleciente dentro del partido republicano, se opone a la ley y pretende eliminarla substituyéndola con algunas medidas que, según el, aumentarán la competencia y harán más accesibles los costos de los seguros.

No obstante, los análisis expertos indican que la fórmula propuesta por Trump dejaría sin cobertura de salud a por lo menos 20 millones de personas, sin garantías de que sus propuestas puedan funcionar para compensarlo.

El plan de Hillary Clinton

Preserva la estructura actual de Obamacare, pero expandería Medicaid a más personas, permitiría la compra adelantada de Medicare –el programa de salud para mayores de 65 años- tras cumplir 55 años.

  • Permitir que los estados decidan tener una opción pública de seguro que compita con las privadas en los mercados de seguro o “marketplaces”.
  • Permitir que los indocumentados, ahora excluidos de Obamacare, incluso de comprar en los mercados comunes de seguro, puedan comprar seguro privado por medio de ellos.
  • Permitir la compra de medicinas en otros países

Si la Cámara de Representantes del Congreso sigue en manos republicanas, es poco probable que sus propuestas de expansión de Medicare o la opción pública, puedan ser aprobadas.

El plan de Donald Trump

Del lado republicano, la actitud hacia Obamacare es que la ley está “destruyendo” a miles de negocios porque tener seguro médico se ha vuelto obligatorio y los costos de seguros siguen subiendo, aunque la ley exime a los negocios pequeños y ofrece subsidios para el pago de las primas.

Trump ha seguido esa ortodoxia y ofrece eliminar la ley, sin decir muy bien qué pasará con los 20 millones de personas que perderán cobertura, o cómo logrará cubrir a los que siguen sin tener cobertura. Entre sus propuestas están:

  • Eliminar Obamacare
  • Promover “cuentas de ahorro de salud” libres de impuestos
  • Hacer que las primas de seguro sean deducibles de impuestos
  • Convertir Medicaid en “block grants” o fondos generales para los estados, y que ellos decidan qué hacer con ese dinero.
  • Permitir que los consumidores importen medicinas de otros países desarrollados.

Te recomendamos