Los negocios fallidos de Donald Trump en México

Aunque en el pasado pidió no hacer negocios con el país latinoamericano, el ahora presidente electo de EEUU mantiene registradas sus marcas en México

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Los negocios fallidos de Donald Trump en México
Cancún
Foto: EFE

México, en el punto de mira por las políticas migratorias que podría emprender el presidente electo de EEUU Donald Trump, también llegó a ser uno de los objetivos empresariales del magnate, quien planeó diferentes proyectos en el país latinoamericano y actualmente mantiene registradas sus marcas.

“¡No hagan negocios en México”, expresó el republicano, quien ganó este martes las elecciones presidenciales de Estados Unidos, en un mensaje en la red social Twitter publicado en febrero de 2015.

Una advertencia que tiene su raíz en un plan fallido ideado hace una década para construir un complejo hotelero entre Rosarito y Tijuana, en el estado de Baja California (noroeste del país).

El complejo, bautizado con el nombre de “Trump Ocean Resort Baja”, se ubicaría cerca del paso fronterizo hacia San Diego, y fue anunciado en octubre de 2006, mucho antes de que el republicano convirtiera en uno de sus sellos de campaña la promesa de construir un “gran muro” a lo largo de toda la frontera con el país vecino.

En un principio, su primera torre iba a darse por concluida en dos años, mientras que el proyecto de edificación general tardaría dos más en completarse.

Sin embargo, la iniciativa terminó yendo a la quiebra -Trump responsabilizó a los desarrolladores por ello- y el empresario se vio envuelto en un juicio que finalizó cuando llegó a un acuerdo con el centenar de compradores que ya habían formalizado pagos para propiedades en el futuro complejo.

La isla de Cozumel, ubicada en el sureste de México frente a la turística Playa del Carmen y cerca de Cancún, fue otro de los objetivos del magnate.

En este enclave del estado de Quintana Roo se anunció en 2011 una inversión de 65 millones de dólares, y que Trump construiría dos hoteles con la cadena de hoteles Hilton, en un complejo que también incluiría un campo de golf y cuya construcción comenzaría en el siguiente año.

Este proyecto, que llegaría a transformarse en el Punta Arrecifes Resort, tampoco llegó a ver la luz.

A día de hoy, Trump mantiene diversas marcas registradas a su nombre; una acción que uno de sus apoderados en México, Enrique Alberto Díaz, vincula a un componente estratégico, para impedir que “le roben el nombre”.

“No creo que tenga planes inmediatos, definitivamente no, creo que es más bien para estar protegido”, dijo Díaz a Efe.

Recordó también que en el caso de Trump “la mayor parte de sus negocios es el licenciamiento del nombre”, es decir, ceder el nombre de sus marcas para que la utilicen otras personas.

Según los registros del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (Impi), hay nueve registros de marcas a nombre de Dttm Operations LLC (perteneciente al magnate), que responden a solicitudes emitidas por la compañía del republicano entre los años 2007 y 2016.

Estas marcas, con nombres como Trump Home, Trump Attaché o simplemente Trump, están relacionadas, entre otros aspectos, con servicios y materiales de construcción, complejos de spa, hoteles, campos de golf, ropa o mobiliario.

Las peticiones más recientes para registrar marcas son cuatro solicitadas en febrero de este mismo año; una de ellas ya está concedida, mientras que las otras tres están pendientes de resolución.

Te recomendamos