Gana plata, pero quiere oro

Gaby Medina es subcampeona en 800 metros y va por más

GUADALAJARA, México, (NTX).- La mexicana Gabriela Medina, subcampeona en los 800 metros, aseguró ayer que esto apenas comienza, ya que quiere el oro y competir en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

“Estoy muy contenta, muy emocionada, se dio una prueba muy fea, muchos aventones, muchos jalones, pero al final alcancé a cerrar y logramos la plata”, explicó la tapatía.

“Así que estoy muy contenta con mi primer medalla, pero esto apenas comienza, hay que seguir trabajando porque queremos un oro”, sentenció pupila de Ana Gabriela Guevara.

En las pruebas de boliche de parejas, la mexicana Sandra Góngora consiguió una medalla de plata y aseguró que el subcampeonato le sabe a oro.

México se llevó el oro en la prueba de racquetbol femenil por equipos gracias a los triunfos de Paola Longoria y Samantha Salas en sus respectivos encuentros.

Y en la competencia de esta misma prueba, pero en varonil por equipos, México obtuvo la presea aúrea donde el binomio integrado por Alvaro Beltrán y Javier Moreno, se impuso a la dupla de Estados Unidos, que se quedó con la plata.

La mexicana Luz Mercedes Acosta se quedó con la medalla de bronce en la prueba de levantamiento de pesas categoría 63 kilos tras una competencia asombrosa y de esta manera superó lo realizado hace cuatro años en Río de Janeiro 2007, cuando se quedó a un paso del podio.

Christine Girard, de Canadá, se quedó con la medalla de oro, mientras que la colombiana Nisida Esther Palomeque se adjudicó la de plata.

El pugilista mexicano Óscar Rafael Valdez derrotó por 23 puntos a 10 al brasileño Robenilson de Jesús, en la categoría pluma del boxeo y buscará la medalla de oro en la final.

Valdez, oriundo de Nogales, Sinaloa, dio muestra de su poder en los puños, así como de su velocidad, ante un aguerrido brasileño que nunca se dio por vencido, pero poco pudo hacer para superar al olímpico de los Juegos de Beijing 2008.

Valdez no tardó en proponer y con grandes combinaciones pareció ir en busca del nocáut, castigó a su oponente y con golpes intercalados de derecha e izquierda le abrió la guardia a De Jesús un par de ocasiones para impactar sus puños en el pleno rostro.