Israel no quiere a Palestina en ONU

Ser miembro de pleno derecho supone rechazo a negociación

JERUSALÉN, Israel (EFE).— El Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel afirmó ayer en un comunicado que la solicitud palestina de ingresar en la UNESCO como miembro de pleno derecho supone el rechazo a la negociación y a la iniciativa de paz del Cuarteto.

“Las acciones palestinas en la UNESCO niegan tanto la ruta de las negociaciones bilaterales como la propuesta del Cuarteto para continuar con el proceso político”, reza el documento, tras conocerse que el Comité Ejecutivo de la UNESCO se mostró favorable al ingreso de Palestina como miembro de pleno derecho.

Israel considera la demanda palestina “una respuesta negativa a los esfuerzos de Israel y la comunidad internacional para promover el proceso de paz”. El Cuarteto para Oriente Próximo (EEUU, UE, ONU y Rusia) propuso el pasado 23 de septiembre una nueva iniciativa para el reinicio de negociaciones de paz en el plazo de un mes, que ha sido aceptada, aunque con reservas, por Israel y rechazada por la Autoridad Nacional Palestina (ANP) que exige un marco de referencia claro y el cese completo de la construcción de asentamientos.

“Israel cree que la correcta y única forma de progresar en el proceso de paz con los palestinos es a través de negociaciones directas y sin condiciones. En este contexto Israel dio la bienvenida y aceptó la declaración del 23 de septiembre de 2011 del Cuarteto”, refiere el comunicado israelí.

El texto abunda en que las responsabilidades de ese organismo de la ONU se adscriben a los ámbitos de la cultura, la ciencia y la educación y que ha permanecido silenciosa a la luz de los cambios significativos en Oriente Medio, aunque por otro lado ha encontrado tiempo en su actual reunión para adoptar seis decisiones relativas al conflicto palestino-israelí. Y apunta que “la decisión de conceder a los palestinos el rango de miembro de la UNESCO no hará avanzar de ninguna manera sus deseos de un estado independiente”.

Con 40 votos a favor de las 58 naciones representadas, el Ejecutivo de la organización, en la que ningún país tiene derecho de veto, pide que la Conferencia General se pronuncie sobre la entrada de Palestina como miembro. Cuatro países votaron en contra, Estados Unidos, Alemania, Rumanía y Letonia mientras que otros 14, como España o Francia, se abstuvieron.

Para convertirse en el 194 Estado que integra la UNESCO, Palestina, que hasta ahora era miembro observador, necesita dos tercios de los 193 actuales en la Conferencia general que se celebrará entre el 25 de octubre y el 10 de noviembre próximos.

La iniciativa de Palestina se inscribe dentro de la batalla diplomática que los dirigentes palestinos están ejerciendo para que se les reconozca como Estado y que tiene su punto culminante en su intento de ingresar en la ONU.