John Avalos, el candidato del pueblo

El supervisor quiere ser alcalde y promete defender a los trabajadores y a los inmigrantes

SAN FRANCISCO.- La entrevista se llevará a cabo en su casa de campaña ubicada en la calle Market, John Avalos no ha llegado; dicen sus colaboradores que el supervisor aspirante a la alcaldía de San Francisco fue por algo de comer. Minutos más tarde, Avalos aparece con una caja de ensalada de pollo en una mano y sus camisas recién salidas de la tintorería en la otra.

Vestido de saco sport y una camiseta roja con la foto de la subcomandante Ramona del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) debajo, Avalos invita a la reportera a entrar en su oficina. Un pequeño espacio un tanto desordenado y decorado con austeridad.

La primera pregunta que se le hace es, ¿por qué cree que usted será el mejor alcalde para los latinos de San Francisco?

Antes de contestar, Avalos de ascendencia mexicana, pregunta si no hay problema en que se vaya comiendo el resto de su ensalada de pollo con aguacate mientras realiza la entrevista. Ningún problema, se le advierte. Y comienza a contestar en inglés.

“Yo soy latino, conozco la cultura y he estado trabajando en los últimos años en tratar de fortalecer y unir a nuestra comunidad. He trabajado con instituciones que sirven a nuestra comunidad como el sindicato de los empleados de limpieza (janitors), estuve en la campaña de justicia para los empleados de limpieza”, responde. Entre bocado y bocado hace pausas y deja de comer para poder contestar las preguntas. Además, aprovecha para hablar de su trayectoria.

Avalos dice que ha sido organizador comunitario, que ha luchado contra el aburguesamiento de los barrios (gentrification) y que es un fuerte defensor de los derechos de los inmigrantes.

“He hecho todo este trabajo ya”, explica el supervisor del distrito 11, que incluye una parte del barrio de la Misión y Excelsior. Dice que no tiene la necesidad de inventar nada para llegar a ser líder de la alcaldía. “Lo que quiero, como alcalde, es continuar el trabajo que he hecho con nuestra comunidad y otras comunidades que son aliadas de la nuestra”.

¿Cuáles considera que son los retos más grandes que enfrenta la comunidad latina de San Francisco?, se le pregunta.

“Trabajos, educación y vivienda: esas son las cosas más importantes para nosotros. En un contexto general para aquellos de nosotros que somos inmigrantes, está la incertidumbre acerca de qué tan duro será el gobierno federal con los inmigrantes de nuestra comunidad. Eso es algo que me preocupa”, responde Avalos.

El supervisor está casado con Karen Zapata, quien es maestra de primaria, y tiene dos hijos pequeños: Rene y Emiliano. Para Avalos, la educación en dos idiomas es un tema importante. Dice que él y su esposa apoyan la educación bilingüe.

“Somos fuertes partidarios de que se enseñe español, de la educación bilingüe. Creo que es importante que mantengamos la cultura, y una parte de la cultura es el lenguaje”, afirma.

Otra preocupación de Avalos es la vivienda. “Es un gran tema en esta ciudad. ¿Cómo podemos asegurarnos de que la vivienda sea accesible? ¿De tener protección para los inquilinos? Poder ir a un lugar, si uno tiene problemas con la gente que le renta, y no tener que preocuparse de que uno sea inmigrante acá en San Francisco “, dice.

También para el supervisor del distrito 11 el apoyo a los residentes de San Francisco ha sido un tema relevante, pero dice que hay que “hacer más para apoyar a los residentes locales y a la industria local”.

Avalos cree firmemente en la protección al trabajador: dice que hay que asegurarse de que a todos se les paguen sus horas extras, y además, trabajar junto con organizaciones que luchan contra la discriminación laboral.

A diferencia de otros políticos en distintos puntos del país que han hecho de la lucha antiinmigrante su bandera para ganar votos por parte de grupos conservadores, Avalos se muestra tal y como es: todo un pro inmigrante. ¿Le preocupa que eso le reste puntos entre grupos que no aprecian su causa?

“No”, contesta contundente.

“Yo creo que puedo ganar si logro que los votantes entiendan quién soy yo: una persona con integridad, con honestidad, y que respeta a toda la gente de San Francisco (…) A veces asumo posiciones difíciles en algunos temas, hay gente que no siempre está de acuerdo conmigo en ciertas cosas, pero quiero ser reconocido como alguien que apoya los derechos de los inmigrantes y los derechos de los trabajadores”, afirma Avalos.

El supervisor opina que los candidatos que en otras partes del país han utilizado a los inmigrantes indocumentados como chivo expiatorio para culparlos de todos los males de Estados Unidos pertenecen a una categoría que corresponde al peor tipo de política.

“Son políticas malignas”, afirma Avalos, pero reconoce que es parte de la búsqueda del poder.

“La política es un juego en donde se busca obtener el poder, y hay gente que hace cualquier cosa para obtenerlo. Yo no estoy interesado en obtener el poder para mí, yo estoy interesado en el poder para nuestra gente, para la gente trabajadora”, asegura.Lee más en: ElMensajero.com

Decepcionado del presidente

“Estoy decepcionado de Obama”, dice Avalos, sobre todo en lo que respecta a inmigración y al programa Comunidades Seguras (S-Comm). El supervisor cuenta una anécdota para ilustrar su frustración. Dice que tiempo atrás, un reportero le preguntó si creía que Barack Obama aprobaría el Dream Act a nivel federal, y si pensaba que, por otro lado, pondría en marcha S-Comm.

Avalos recuerda haberle dicho al reportero que estaba seguro que Obama aprobaría el Dream Act y que no creía que pusiera en práctica el programa Comunidades Seguras. Hoy, Avalos lamenta haberse equivocado.

Dice que algunas de las políticas aplicadas por la administración de Obama “están creando condiciones que están haciendo más insegura a nuestra comunidad, estamos viviendo con miedo. Si somos víctimas de crímenes y somos testigos, no queremos ir a la policía, porque nos pueden agarrar”, expresa Avalos utilizando la primera persona, como si él mismo pudiera sufrir las consecuencias a pesar de ser ciudadano estadounidense.

En cuanto al futuro de Obama, no está muy seguro de cómo va a ser, pero Avalos cree que mucha de la gente que se sintió inspirada por él y que lo apoyó con su voto, no lo hará de la misma manera el próximo año.

Avalos apoya a los indignados

El supervisor Avalos no esconde de ninguna manera sus simpatías hacia el movimiento Occupy San Francisco; de hecho Keith Olberman de Current TV le preguntó hace unos días si apoyaba el movimiento que lucha contra los abusos del sistema financiero. Avalos dijo que sí, y reconoció haber dicho un par de discursos ante los manifestantes de San Francisco.

Olberman le preguntó si no creía que eso podía lastimar su credibilidad. Avalos dijo que cuando habló sus discursos fueron aplaudidos, y que finalmente la gente que lo apoya es gente trabajadora y de clase media. Es decir, ese autodenominado 99% que participa en los movimientos de indignados en diferentes ciudades.

En la entrevista con El Mensajero, Avalos, un demócrata decepcionado de Obama, vaticinó que el movimiento Occupy San Francisco crecerá.

A propósito de su contrincante más visible, Ed Lee -el actual alcalde interino que aspira a seguir en el cargo a pesar de haber dicho en un principio que no quería- Avalos dijo que no le importa que las encuestas lo favorezcan.

“No podemos mantener las cosas de la manera que nos las han dado por mucho más tiempo. Tenemos alto desempleo, la vivienda no es accesible, no podemos tener acceso al seguro de salud, el sistema educativo no funciona como debería”, enumeró el supervisor. Por lo tanto, propone no solo un candidato -o sea él- sino una especie de movimiento con raíces en la comunidad, para cambiar realmente las cosas.