Piden para escuelas

Distritos quieren fondos de plan de empleos de Obama

Matar dos pájaros de un tiro, como dice el dicho, es lo que proponen los principales distritos escolares del país, que sugieren que modernizar las escuelas públicas de la nación puede crear por los menos 215,000 empleos en las áreas de renovación y construcción.

Un nuevo reporte del Council of the Great City Schools -que agrupa a los distritos- señala que un 77% de los principales sistemas escolares necesitan reparaciones. El reporte titulado Facility Needs and Costs in America’s Great City Schools dice que dichas reparaciones conllevarían un costo de 61 mil millones de dólares.

El reporte de los distritos fue citado esta semana por el Departamento de Educación, que propone que los distritos escolares de la nación podrían beneficiarse de los 30,000 millones de dólares dedicados a la reconstrucción de escuelas en el plan de empleos del Presidente Barack Obama, que aun necesita ser aprobado por el Congreso.

“Nuestros niños solo tienen una oportunidad de obtener una buena educación. Merecen más que edificios escolares cayéndose y laboratorios del siglo pasado”, declaró el Secretario de Educación de los Estados Unidos, Arne Duncan, en un comunicado que cita el reporte de los distritos escolares. “Este reporte es más que una prueba de que las escuelas en Estados Unidos necesitan los fondos que propone el presidente en el American Jobs Act”.

Se estima que de aprobarse el plan de Obama, tan solo en el primer año de inversión de los fondos en las escuelas se crearían 165,000 empleos en oficios de plomería, carpintería, trabajo de techos, y otros trabajos de renovación.

“En el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, existen varias escuelas que fueron construidas, en promedio, hace 50 años o más, particularmente las que están ubicadas en el área central de la ciudad, que necesitan trabajos como cambiar el sistema de aire acondicionado o pintura nueva”, aseguró Neil Gamble, jefe adjunto de servicios para LAUSD, en entrevista con La Opinión.

“Garfield High School, por ejemplo, tiene edificios que fueron construidos en los años 20. Esta sería una de las escuelas que definitivamente necesitaría esas renovaciones”, indicó Gamble.

“Es momento de crear trabajos ahora, y el lugar para crearlos es aquí, en las escuelas de California”, dijo a La Opinión el Superintendente de Instrucción Pública Tom Torlakson. “California siempre ha tenido problema con obtener la parte que le corresponde de Washington. Eso era malo en los buenos tiempos, pero ahora nuestras escuelas necesitan ayuda y ya es momento de que el Congreso apruebe el [plan de Obama]”.

La oficina del superintendente aclaró que la manera en que estos fondos serían destinados “va a depender de lo que decidan los distritos escolares en cuanto a qué escuelas específicamente obtendrían el dinero y qué necesidades de modernización son imperativas”.