Una estrella para un ángel

Desde ayer, el Paseo de la Fama ya tiene entre sus luceros un espacio para Shakira

Shakira ya tiene su estrella en Hollywood y también un día dedicado a ella en la ciudad de Los Ángeles.

“Quiero agradecer este honor… y compartirlo con todos ustedes que han escuchado y apoyado mi música por todos estos años”, expresó ayer la cantante colombiana de 34 años de edad. “Quiero dedicar este momento tan especial a mi comunidad latina de Estados Unidos que trabaja y sueña, que sueña y trabaja… por ese espíritu inquebrantable; para ustedes es esta estrella”.

Decenas de seguidores, que según la policía fueron casi mil, llegaron al afamado Paseo de la Fama del boulevard Hollywood, donde la artista develó la estrella 2,354.

Shakira estaba visiblemente emocionada, lo mismo que sus fanáticos, quienes lloraron y mostraron en todo momento su cariño por la artista.

“Esto es por tu lucha por la educación, por tu trabajo social”, le dijo Eric Garcetti, miembro del concejo municipal de la ciudad. “Eres una estrella y hoy tienes una estrella, y también quiero darte las gracias por ser un ángel en la ciudad de Los Ángeles”.

La cantautora recibió la estrella -que entrega la Cámara de Comercio de Hollywood-, y el reconocimiento del Ayuntamiento por su exitosa trayectoria musical y su labor altruista.

Shakira ha ganado dos premios Grammy, siete Latin Grammy, 12 premios Billboard y tuvo una nominación en los Golden Globe.

Su tema Waka Waka (Esto es África) fue elegido como la canción oficial de la Copa Mundial FIFA 2010. Esta canción se convirtió en un tema mundial y fue la canción más vendida durante ese torneo de futbol de todos los tiempos.

Además no solo se ha destacado como músico y productora; también se ha distinguido por su labor social. Por ejemplo, instituyó la Fundación Pies Descalzos, que proporciona educación y nutrición a más de seis mil niños pobres de Colombia. También ha construido tres escuelas y actualmente está ampliando su trabajo a otros países, incluyendo su proyectos que puso en marcha recientemente en Haití y Sudáfrica.

Frente al hotel W de Hollywood, donde quedó la estrella de la artista, sus fanáticos y paisanos colombianos llegaron, algunos con vestimenta regional de Colombia, otros portando los clásicos sombreros volteados y otros con banderas de su país.

Hubo algunos fans que dijeron haber pasado la noche frente al hotel para tener uno de los mejores lugares, aunque otros comentaron que llegaron a las cinco de la mañana de ayer.

“Hemos soportado el frío, hambre, pero queremos estar aquí cerca para ver a Shaki”, expresó Roberto Hernández de 17 años, quien pasó la noche en su auto.

Mientras esperaban a que llegara el momento de la develación, algunos de sus seguidores corearon algunos de los temas de la cantante y una fuerte voz que sobresalía de la multitud le gritaba: “Shakira, esto es una tortura”, haciendo referencia a uno de los temas de la intérprete que así se llama y a las largas horas de espera.

Durante la ceremonia, la intérprete estuvo acompañada de sus padres, a quienes en todo momento dio muestras de cariño.

“Cuando tenía 7 años vine a Los Ángeles por primera vez y recuerdo que pasé por aquí, el Paseo de la Fama con mi mamá y una amiga – que aquí está junto a ella; recuerdo que mi madre me dijo: ‘Shaki algún día vas a tener tu nombre aquí… y aquí estamos”.

La develación de la estrella, donde se encuentran grandes famosos de la industria del espectáculo, llega para Shakira en un momento en el que ha recibido y recibirá muchos otros homenajes por su trayectoria.

En octubre pasado fue nombrada comisionada de la educación por el presidente Barak Obama y mañana será homenajeada como Persona del Año por parte de la Academia Latina de la Música, en la ceremonia del Latin Grammy, donde tiene tres nominaciones.

La cantautora ha tenido éxitos como el primer sencillo del álbum La tortura, tema que lleva el mismo nombre, y que marcó un récord de 25 semanas como número uno en la lista de música latina en este país. Fue la primer artista en cantar una canción en español en los premios MTV en 2005.

Antes de concluir su discurso, Shakira dijo: “Sueñen tan alto y tan grande como puedan, y que sus hijos sueñen más alto aún, porque en este país todo es posible y en el mundo todo es posible… Si alguna vez pasan por el Paseo de la Fama y por casualidad miran al suelo y encuentran esta estrellita, recuerden que es de ustedes porque lleva el nombre de una mujer latina que como ustedes sueña”.

Luego, se acercó a saludar al público, lo que causó conmoción entre los asistentes, en su mayoría jóvenes y muchos niños que se dieron cita para estar cerca de su estrella.