Consterna a México la muerte de Blake

Calderón promete aclarar las causas del desplome del helicóptero en que viajaba el funcionario

MÉXICO, D.F.- El titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Francisco Blake Mora, murió ayer al estrellarse el helicóptero en el que viajaba junto con tres altos funcionarios de la dependencia y cuatro de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). Es el segundo hecho trágico durante el sexenio de Felipe Calderón en el que fallece el responsable de la política nacional.

En 2008, Juan Camilo Mouriño, a quien entonces señalaban como posible candidato presidencial, perdió la vida en circunstancias similares a las de Blake y que las autoridades dictaminaron como accidente.

Ayer, en un mensaje al país, el presidente Calderón se comprometió a “investigar exhaustivamente” todos los indicios que lleven a aclarar los hechos y planteó la hipótesis del accidente como una de las líneas de investigación.

La “nubosidad hace pensar en un accidente”, dijo sobre las condiciones en las que volaba la nave del Estado Mayor Presidencial TPH06 con 28 años de funcionamiento y que cayó en un paraje conocido como Santa Ana Tlacotenco, en el Estado de México, cuando volaba hacia la céntrica ciudad de Cuernavaca, Morelos.

No obstante, aclaró el mandatario, las investigaciones abarcarán todas las posibles hipótesis a las que dará seguimiento la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. “Mantendremos informada a la sociedad y a la opinión pública de manera puntual, objetiva y oportuna”.

El excónsul de Los Ángeles, Juan Marcos Gutiérrez, encabezará desde hoy la Segob como lo marca la ley por ser el segundo al mando al momento de la muerte de Francisco Blake y mientras el presidente define al sucesor.

Por su parte, la Sedena dio por hecho en un comunicado que se trató de un accidente.

Detalló que su personal caído a cargo de la tripulación se encontraba capacitado: Pedro Ramón Escobar y Felipe Bacio Cortés eran tenientes de la Fuerza Aérea y pilotos aviadores; Jorge Luis Juárez Gómez, sargento segundo de la Fuerza Aérea, especialista en mantenimiento de aviación, y Ramón Mayor Sapién, teniente de infantería.

El presidente, por su parte, alabó sin mesura a Blake, quien tenía 45 años al morir y era originario de Tijuana. Lo llamó honesto, leal, patriota alegre, hábil, firme y conciliador. “Espero que donde esté ahora tenga la recompensa de un hombre justo”, dijo. “Lo extrañaré y lo necesitaré siempre”.

Calderón aseguró que aún con las circunstancias seguirá luchando por un México “mejor, seguro, libre y democrático”.

Previamente canceló una reunión que tenía programada en Hawaii para el fin de semana con su homólogo estadounidense Barack Obama, quien llamó por teléfono desde San Diego, cuando partía para Honolulu, donde presidirá la Cumbre Asia Pacífico.

En México, la Segunda Sesión Ordinaria 2011 de Procuración de Justicia Zona Centro, encabezada por la titular de PGR, Marisela Morales, que se celebraba en el céntrico estado de Tlaxcala, fue suspendida tras darse a conocer el accidente.

En la Cámara de Diputados, los legisladores guardaron un minuto de silencio y las bancadas de las tres principales fuerzas políticas -PRI, PAN y PRD- enviaron sus condolencias a los familiares de las víctimas.

Además de Blake, murieron el subsecretario de la gobernación, Felipe Zamora; el jefe de Comunicación Social, José Alfredo García, y la secretaria técnica de la oficina del secretario, Diana Miriam Sánchez.

La diputada Silvia Pérez, compañera panista de los funcionarios fallecidos, lamentó la muerte de Blake Mora y el resto de los funcionarios, todos miembros activos de Acción Nacional y gente de confianza que el secretario de Gobernación trajo como equipo de trabajo desde Baja California, su tierra natal y cuna política.

“Se pierde a un buen interlocutor con el Congreso, un hombre institucional y excelente persona que siempre trató de conciliar con todos los partidos políticos a pesar de las diferencias”, dijo.

La legisladora, integrante de la Comisión de Derechos Humanos, se mostró afligida -al igual que Calderón en su mensaje- por el subsecretario Felpe Zamora, oriundo de Sinaloa e hijo de Esteban Zamora, consejero nacional vitalicio del PAN.

“Apoyó mucho el combate a la trata de personas y los problemas de ataques a periodistas en medio de esta situación de inseguridad que vive el país”, dijo Pérez en entrevista telefónica.

“Era un brillante abogado”, calificó Calderón.

De lado de la oposición, el diputado Guadalupe Acosta Naranjo (PRD) dijo estar consternado por los hechos, mientras el coordinador del PVEM, Juan José Guerra Abud, pidió solidaridad: “Tenemos que estar más unidos que nunca y tenemos que estar juntos apoyando a las instituciones de este país”.

El analista en temas de seguridad, José Fernández Santillán, del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), insistió en que las autoridades tienen la obligación de esclarecer “cualquier sospecha” de un atentado en el contexto de la lucha del gobierno contra el crimen organizado.

“Los rumores deben aclararse al 100%, con transparencia”, dijo. “Y en el caso de que fuera un accidente, ya es hora de que las autoridades revisen sus flotas de transporte aéreo, someterlas a un control muy estricto porque ya van dos secretarios que se les mueren”.

Asimismo, el gobierno mexicano recibió condolencias y ánimos de organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos (OEA) y los presidentes Barack Obama, de Estados Unidos, José Luis Rodríguez Zapatero, de España, o Juan Manuel Santos, de Colombia.

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) manifestó en un comunicado que la organización se sumaba al “luto que embarga al país”.

Obama mantuvo una conversación telefónica con su homólogo mexicano para transmitirle su consternación, en tanto que Santos, de Colombia, le expresó que “quisiera comenzar enviándole nuestras condolencias a nuestro querido amigo el presidente Felipe Calderón de México, nuestras condolencias por el accidente de helicóptero donde perecieron varios de sus funcionarios, entre ellos el secretario de Gobernación”.

Por su parte, Rodríguez Zapatero mencionó que “el cariño que la sociedad española siente por el pueblo mexicano nos hace sentirnos muy cercanos a ustedes en estos momentos de dolor”.

La Organización de Estados Americanos (OEA), a través de José Miguel Insulza, mencionó que Blake “será recordado por su incansable vocación de servicio público y su trayectoria al servicio de su país”.