Violencia en tiendas de L.A., NY y Carolina del Norte

Compradores se enfrentan por los descuentos del Viernes Negro

Guía de Regalos

Nueve horas despuées del inicio del Viernes Negro ya se registraron varios incidentes violentos en varios estados del país mientras que miles de compradores siguen haciendo filas en tiendas como Macy’s, Best Buy y otras para obtener descuentos de hasta el 70% en todo, desde juguetes hasta computadoras.

Cientos de clientes ingresaron a algunas tiendas cuando éstas abrieron sus puertas a medianoche, varias horas antes de lo que suelen hacerlo en el día de compras más esperado del año. Incluso algunas que abrieron en el Día de Acción de Gracias estaban llenas.

Los compradores se comportaron en forma pacífica en general, pero las autoridades de Los Angeles dijeron que 20 personas en un Walmart local sufrieron heridas menores cuando una mujer utilizó aerosol pimienta para obtener una ventaja “competitiva” en sus compras poco después de que la tienda abrió sus puertas el jueves por la noche.

En Fayetteville, Carolina del Norte, la policía busca a dos sospechosos después de que se produjo un tiroteo esta mañana en el Centro Comercial Cross Creek. Y la policía dijo que dos mujeres resultaron heridas y un hombre recibió cargos tras producirse un pleito en un Walmart en el norte del estado de Nueva York.

Además de eso, algunos manifestantes del movimiento Ocupemos Wall Street en sitios como Chicago, Washington, D.C. y Boise, Idaho tienen pensado organizar reuniones multitudinarias repentinas y otros eventos para exhortar a la gente a que reconsidere el ir de compras en cadenas nacionales en el Viernes Negro.

En otras partes, unos 600 clientes hacían fila en una tienda Target en Brooklyn, Nueva York, cuando abrió sus puertas a medianoche. En San Petersburgo, Florida, casi 2,000 personas esperaban ingresar a una tienda Best Buy a esa misma hora. Y más de 9,000 compradores estaban afuera de la tienda Macy’s en la plaza Herald en Nueva York en los primeros minutos del viernes.

El Viernes Negro es importante para los establecimientos porque con él comienza la temporada de compras de fin de año, un momento en el que pueden obtener de 25 a 40% de sus ganancias anuales. Se espera que los consumidores gasten casi $500,000 millones durante la temporada de compras navideña, 3% más que el año pasado.