Quedan fuera de Título I 23 escuelas de LAUSD

Afecta a más de 9 mil alumnos; avanza demanda para saber el destino de fondos

Quedan fuera de Título I 23 escuelas de LAUSD
Los almuerzos escolares constituyen una ayuda para miles de estudiantes de escasos recursos.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Para más de 9 mil estudiantes de bajos ingresos de las 23 escuelas que serán excluidas de la categoría Título I el próximo año escolar no habrá fondos extra, anunció ayer el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD).

Esta nueva política exigirá que en lugar de 40% sea el 50% de estudiantes de una escuela los que califiquen para almuerzo gratis o de costo reducido, y de esta manera poder ser considerada en la categoría Título I, cuyos fondos provienen del gobierno federal y que alivian la escasez de recursos de dichas escuelas.

Por ejemplo, una de estas es la secundaria Hamilton, cuya población de estudiantes de bajos ingresos asciende a 1,504. Aun así, representan solo el 49% de la población total de esa escuela, lo que la dejará fuera de recibir fondos de Título I con la nueva política que implementará el distrito.

“Reconozco que esto agrega una carga más a las escuelas en la actual situación de crisis financiera. Pero los severos cortes al presupuesto de Título I en Washington no nos dejan otra salida”, declaró en un comunicado el supertintendente del LAUSD, John Deasy.

El Título I es un programa de fondos federales que las escuelas reciben fuera del presupuesto de sus distritos para “cerrar la diferencia entre estudiantes de bajos ingresos y de minorías con los de otras escuelas con mayores fondos”, explicó el abogado Robert Brown, quien presentó una demanda en contra del LASUD el pasado 8 de diciembre, en representación de padres de estudiantes del distrito, precisamente en relación con el Título I.

Esta demanda legal de los padres miembros del Comité Consejero del Distrito (DAC) en contra del LAUSD fue presentada en corte para indagar el destino de fondos de Título I en manos del distrito, el cual, según Brown, debió manejarse en conjunto con el DAC.

Lo que los 1.2 millones de padres representados en dicha demanda buscan es “que Deasy pare su intento de desmantelar el DAC y restituya los fondos del Título I a padres y estudiantes”, afirmó Juanita Arévalo, una de la madres representadas en esta demanda que asciende a $2,500 millones de dólares, ya que según los demandantes es el dinero que el LAUSD ha recibido y usado sin aprobación del DAC desde el 2006.

De acuerdo con el abogado Brown, “el LAUSD ha recibido $500 millones en fondos federales cada año. De ahí la suma que estamos demandando”.

“Ahora no saben dónde están esos fondos, por eso están haciendo tantos recortes que afectan directamente a nuestros hijos”, expresó Arévalo, cuyo hijo acude a la preparatoria Kennedy.

La Opinión contactó al LAUSD al respecto, pero señaló a través de su oficina de prensa que no tenía comentario alguno con respecto a la demanda.

Lo que sí dejó claro el superintendente Deasy es que “sin esta reducción [a las 23 escuelas] no podríamos proveer el apoyo adecuado a las escuelas que por ley federal deben recibir los fondos del Título I”.

Margaret Hoyos, de California Teachers Association, comentó que “la mayoría de las escuelas del LAUSD caen en la categoría de Título I por el alto nivel de población estudiantil que viene de familias de bajos ingresos”.

Datos oficiales del LAUSD revelan que en el actual ciclo escolar hay 631 escuelas en Título I, cuyos fondos sirven a más de 637,000 estudiantes. En el comunicado oficial, Deasy confirmó que casi el 80% de las escuelas del distrito caen en esa categoría.

Ocho de las 23 escuelas afectadas están ubicadas dentro del distrito escolar 3, el cual comprende algunas áreas del Valle de San Fernando.

Tamar Galatzan, quien representa a dicho distrito en la Junta Escolar del LAUSD, expresó: “Este cambio en Título I va a ser devastador para las escuelas afectadas”.

Algunas de dichas escuelas en este distrito son Dearborn Elementary y Knowllwood Elementary.