Empleados de SCE sienten inseguridad

Temen regresar a trabajar tras la tragedia; dan detalles del tiroteo

Mientras las autoridades continuaban ayer intentando determinar el motivo que llevo a Andre Turner a disparar en en contra de sus compañeros, matando a dos de ellos e hiriendo a otros tres antes de quitarse la vida empleados de la compañía Southern California Edison (SCE), donde ocurrió el tiroteo, aseguraban no estar listos para presentarse hoy de nuevo a trabajar.

“Tenemos miedo, ¿cómo no tenerlo? Es algo que jamás nos imaginamos que sucedería en Edison, pero sucedió”, dijo ayer a La Opinión una empleada que no quiso ser identificada.

Paul Klain, portavoz, de SCE, indicó que hoy lunes, el primer día hábil después del tiroteo, será un día regular de trabajo, excepto en el edificio de Reverdale, donde sucedió la tragedia.

La empleada de SCE, que trabaja en el edificio aledaño al identificado como Reverdale, narró que mientras se preparaba para salir de su oficina para atender a una cita médica, una compañera le informó de lo que pasaba. “Yo no lo creía, estaba en shock”, afirmó la oficinista, quien reflexionó sobre el sistema de seguridad en SCE.

“Es solo un gafete, ahora deberán poner un detector de metales”, dijo agregando que ni ella ni sus compañeros están listos para volver a trabajar porque aún están nerviosos.

Holly Francisco, lugarteniente de Homicidios del Departamento del Sheriff de Los Ángeles, indicó que aparentemente Turner eligió con cautela a los compañeros a atacar.

“Las cuatro víctimas de esta tragedia tenían de alguna manera la función de supervisor en Southern California Edison”, aseveró Francisco, explicando que el sospechoso llegó a la hora acostumbrada, la mañana del viernes y su comportamiento no dio indicio alguno de lo que ocurriría más tarde.

Incluso, agregó Francisco, entre un disparo y otro Turner se dio tiempo de caminar y platicar brevemente con algunos compañeros que no habían percatado de lo que ocurría.

Ayer tarde Klein señaló que la compañía estará ofreciendo terapia de duelo para los familiares de las víctimas y por crisis nerviosas que pudieran estar padeciendo los empleados. Mientras tanto las autoridades continuaban tratando de determinar que llevo a Turner, de 48 años de edad y residente de Norco, a disparar en contra de cuatro compañeros de trabajo en las oficinas de Irwindale de SCE el viernes por la tarde.

Luego de haber atacado a sus compañeros, Turner apuntó su arma hacia sí mismo y se quitó la vida.

La Oficina Forense del Condado de Los Ángeles identificó a las dos víctimas que perdieron la vida, como Robert Lindsay, de 53 años, y Henry Serrano, de 56 años. Lindsay era residente de Chino y prestó sus servicios a SCE por 29 años. Era gerente de Tecnologías de Información y murió en el lugar de los hechos. Serrano vivía en Walnut y era gerente en el departamento de tecnología en SCE. Tenía 26 años trabajando en la compañía y murió en el hispital.

Los heridos fueron identificados como Ángela Álvarez, de 46 años, de Glendale, quien está en condición crítica y Abhay Pimpale, de 38 años, de Montebello. Éste último fue dado de alta el sábado.

El edificio de Revergrade está cerrado actualmente y solo algunos empleados autorizados pueden accesar.

Klein informó que se estableció un fondo de $100,000 para apoyar a los familiares de las víctimas, pero no han discutido nada en relación a la seguridad de los edificios.

SCE provee de energía eléctrica a la mayoría de la región sur de California da empleo a más de 2,100 personas.

Las autoridades de la Policía de Los Ángeles pidieron a la comunidad que, de tener información sobre este incidente, llamen al (323) 890-5500 o si desea reportar de manera anónima, llame al (800) 222-8477.