Menos temor de que regalos sean piratas

Decomiso de ICE y otras agencias saca del mercado productos falsos de costo millonario
Menos temor de  que regalos sean piratas
Un agente federal muestra parte de la mercancía decomisada en el operativo Fraude Navideño II, que involucró a a agencias policíacas de EEUU, México y Corea del Sur

Se acerca el día de destapar regalos de navidad. Y mientras muchas personas esperan solo el detalle, otras más exigentes, esperan recibir algo de marca en esta fecha especial.

Pero esos con gustos exigentes, que pidieron como regalo alguna prenda de la marca Gucci, unos tenis Nike o un par de jeans True Religion, podrían llevarse una desagradable sorpresa al saber que cabe la posibilidad de que sus regalos puedan ser prendas piratas.

La manera de averiguarlo será fácil. “Si la etiqueta dice ‘Made in China’, entonces la prenda que tienes en las manos es una falsificación de la original”, dijo ayer Deborah Greaves, consejera legal para la marca de jeans True Religion, durante una conferencia de prensa en las oficinas del Departamento de Inmigración y Aduanas (ICE) en Long Beach.

En esta se anunció el decomiso de cientos de prendas de falsificadas, con un valor de 4 millones de dólares.

Esto significa que las probabilidades de recibir una prenda pirata como regalo podría ser menor, pero aún así cabe la posibilidad, ya que según Greaves, muchas de esas prendas pudieron haber llegado al mercado durante uno de los tres últimos meses del año. “Ese es el periodo en que vemos un incremento en mercancía de piratería en las calles, particularmente de ropa y accesorios”, señaló.

La incautación de la mercancía ocurrió el 13 de diciembre durante una inspección a una bodega en la ciudad de Santa Fe Springs, a unas 15 millas al este del centro de Los Ángeles, donde se descubrieron 246 cajas de tenis pirata de la marca Nike. Esta mercancía, de ser original, tendría un valor de 430,000 dólares.

El decomiso fue resultado del operativo Fraude Navideño II, en la que colaboraron autoridades de Estados Unidos, México y Corea del Sur, cuyos esfuerzos en detener mercancía falsificada resulto en la confiscación de mercancía con valor de 80 millones de dólares.

“Vemos esta mercancía comúnmente en las calles del centro de Los Ángeles, en [los callejones de] la calle Santee por ejemplo, o en los swapmeets“, indicó Claude Arnold, agente especial de la división de investigaciones del ICE.

Precisamente en uno de esos swapmeets, o mercados de pulga, de Paramount, se encontraba ayer una mujer que no quiso revelar su nombre, haciendo sus compras para los regalos de Navidad de su familia.

Mientras la consumidora escogía juguetes para sus hijos y sobrinos, opinó que “si está mal comprar productos pirata, pero como está la economía ahorita, pues uno compra lo más barato. No se fija si es original o no”.

“Lo importante es que todos alcancen un regalo”, agregó la mujer.

El operativo Fraude Navideño II comenzó el 1 de noviembre y concluyo el 16 de diciembre con la incautación de productos como DVDs, perfumes, ropa, juguetes, celulares y accesorios, programas de computación, medicamentos, entre otros, que fueron encontrados en 66 ciudades de los Estados Unidos, 55 ciudades mexicanas y en la capital surcoreana.