Breves de Los Ángeles y California

Dos adultos y dos niños murieron en un aparente asesinato-suicidio ayer en un edificio de apartamentos en Fresno, mientras que una quinta persona fue hospitalizada en condición crítica, informo la policía.

The Fresno Bee informó que cuando se envió a agentes de la policía investigar un disturbio denunciado en un apartamento alrededor de las 6:44 a.m., los policías encontraron a un hombre fuera del apartamento que había sido apuñalado.

El capitán Dennos Bridges informó al periódico que los agentes oyeron en ese momento un único disparo. Cuando ingresaron en el apartamento, encontraron a una mujer de unos 20 años que se había autoinfligido un disparo y a un hombre entre 20 y 30 años muerto a causa de un disparo.

Los dos niños, de 3 años y 18 meses, también murieron a causa de disparos.

El hombre apuñalado fue trasladado a un hospital local.

Un hombre fue arrestado bajo sospecha de agregar veneno en el cereal de su esposa.

Los registros de la cárcel del Condado de Los Ángeles indican que Fernando Porras, de 43 años, residente de Azusa, se encontraba detenido bajo una finaza de un millón de dólares desde el sábado por sospecha de intento de asesinar a su esposa Fernanda, de 51 años de edad.

El cabo de policía de Azusa, Randy Schmidt dijo que la mujer notó el jueves un horrible sabor y olor en su cereal Rice Krispies.

Schmidt informó al San Gabriel Valley Tribune que la mujer fue trasladada al hospital, donde la policía comenzó a sospechar de su esposo, ya que el hombre dijo que saldría a fumar un cigarrillo y despareció. Fue arrestado a unas dos millas del lugar.

La policía alega que Porras agregó un químico tóxico al cereal, pero no informaron sobre el veneno específico. La policía dijo que la mujer no parece haber sufrido daños graves a causa de dicha sustancia.

Porras deberá comparecer ante el tribunal el día martes.

Un agente de policía de Santa Clara disparó y mató a un hombre que la policía afirma sacó una pistola durante una detención de tráfico el sábado por la noche.

The San Jose Mercury News informó que el problema comenzó después de que el agente detuviera a un hombre de 42 años alrededor de las 9:45 p.m. y comenzara una investigación por conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas.

La policía dijo que durante la investigación, el conductor no colaboró y sacó un revólver, lo que causó que el agente disparara.

El hombre, cuyo nombre no había sido divulgado ayer, fue pronunciado muerto en el lugar de los hechos.