Demandan por contaminación en el Río San Jacinto

El Condado de Harris exige a dos compañías que paguen millones por los daños que considera fueron causados en el río y en la salud pública de la zona.

Demandan por contaminación en el Río San Jacinto
Según estudios, el Río San Jacinto ha sido afectado por la contaminación en diferentes áreas.
Foto: Gustavo Rangel

Científicos lo confirmaron a finales de 2011: en el Río San Jacinto se detectaron trazas de dioxinas, productos químicos peligrosos que pueden causar cáncer y otras enfermedades. El pasado noviembre RUMBO reportó sobre las preocupaciones de la comunidad que radica cerca del Río San Jacinto por la presencia de dioxinas en diferentes zonas del río.

La lucha de los vecinos y varios activistas que por años han estado pidiendo que se haga algo para proteger a las personas que radican en las zonas contaminadas logró una victoria luego de que el Condado de Harris recientemente presentó una demanda en contra de las corporaciones industriales que supuestamente son los culpables de los derrames tóxicos.

La demanda presentada por el abogado del Condado, Vince Ryan, alega que las compañías Waste Management e International Paper son responsables de los daños que causaron al medioambiente las plantas químicas de McInnnis Industrial Maintenance y Champion Paper que fueron adquiridas por las dos empresas mencionadas.

La demanda indica que los acusados han dejado un legado de contaminación en el Condado de Harris al permitir que dioxinas se derramen al Río San Jacinto en vez de invertir dinero para deshacerse apropiadamente de esos peligrosos químicos. También se indica que ahora es apropiado que las compañías compensen al Condado de Harris por las consecuencias de sus decisiones que han puesto en riesgo la salud del público y que han perjudicado el medio ambiente.

“Los residentes alrededor del río me pidieron que hiciera de este tema de la contaminación una de mis prioridades por todos los peligros que enfrentaban, y así lo hice. Este es un paso en lo que seguramente será un proceso largo, pero en el que lucharemos por el bienestar de los vecinos que están siendo perjudicados”, dijo Ryan.

La demanda pide que se penalice a las corporaciones industriales señaladas con $25,000 por día desde 1965, ya que se considera que fue en ese año que las piscinas de deshechos de ambas corporaciones industriales, comenzaron a tener fugas que contaminaron el río. La suma total de penalidades exigida sería, así, de cientos de millones de dólares

Estudios independientes que fueron presentados a RUMBO por parte de los científicos que los realizaron, muestran que existen dioxinas en la tierra, agua y peces de la zona.

Residentes del área relataron en una de sus juntas que cada vez eran más los casos de cáncer en las áreas cercanas al río.

En un comunicado, la San Jacinto River Coalition afirmó que es un buen triunfo la presentación de la demanda, pero aseguró que la lucha sigue para prevenir que se siga dañando al río y para informar al público de los peligros a la salud.

Las autoridades de Galveston Bay, en conjunto con Texas Together y San Jacinto River Coalition, han colocado avisos en diferentes partes del río advirtiendo que existe la posibilidad de que los peces estén contaminados con dioxinas.

Además han advertido que las dioxinas pueden causar enfermedades en la piel, cambios en la sangre y orina que pueden provocar daños en el hígado y que también pueden afectar los niveles de hormonas.

RUMBO intentó comunicarse con las compañías acusadas pero al cierre no se recibió respuesta.