Inmigrantes inician campaña estatal por un sueño

Un proyecto de ley que beneficiaría a cerca de 5,000 estudiantes sin papeles que se gradúan cada año.

Colecta de firmas para la aprobación del proyecto de ley a favor de estudiantes indocumentados.
Colecta de firmas para la aprobación del proyecto de ley a favor de estudiantes indocumentados.
Foto: Iza Montalvo / La Prensa

Winter Park – Estudiantes indocumentados de todo el estado contaron sus conmovedoras historias frente a un grupo de personas que se reunieron para abogar por la aprobación de un proyecto de ley que otorgaría beneficios universitarios a jóvenes sin documentos en el estado de la Florida.

El mitin “Tenemos un Sueño”, realizado un día después del feriado de uno de los grandes defensores de los derechos civiles, Martin Luther King, transcurrió en Rollins College, en Winter Park, con el objetivo de levantar conciencia acerca de los miles de estudiantes floridanos que no pueden obtener una educación universitaria equitativa por no contar con las mismas ayudas que el resto de los ciudadanos.

Durante la reunión se recogieron firmas que serán enviadas a los legisladores estatales para que se apruebe la ley que beneficiaría a cerca de 5,000 estudiantes sin papeles que se gradúan cada año y necesitan ayuda para costear sus estudios universitarios. El costo de matrículas para estudiantes extranjeros es mucho más caro que para estudiantes ciudadanos.

Los propulsores, el senador estatal Gary Siplin (D-Orlando) y el representante estatal Dwight Bullard (D-Miami), sometieron las piezas de ley HB-81, SB 106 en septiembre del 2011, que de ser aprobada daría la oportunidad a estudiantes que han cumplido con un mínimo de tres años de estudios en una escuela superior a pagar los costos de matrícula como si fueran residentes del estado.

A diferencia del Dream Act, que legalizaría el estatus migratorio de indocumentados y que ha fracasado en el Congreso debido en gran parte a la oposición del ala republicana, esta pieza de ley sólo busca aliviar el bolsillo de los que buscan educarse.

“Éste es el primero de varios eventos que vamos a tener en apoyo al proyecto de ley que permitiría que los estudiantes indocumentados puedan pagar lo mismo que un ciudadano. Pensamos que es nuestro primer paso, vamos a organizarnos para llegar hasta Tallahassee”, dijo Lariza Garzón, miembro del Ministerio Nacional de Trabajadores Agrícolas.

Con una camiseta negra que leía “¿Tienes papeles?” en la espalda y al frente “Indocumentado (a)” la colombiana y organizadora, Evelyn Rivera, caminaba a toda prisa de un lado a otro, para asegurarse de que todo saliera a la perfección.

“Este semestre no pude estudiar porque no podía pagar mi matrícula”, dijo Rivera, de 23 años. “Tuve que tomar un receso, pero a este paso, nunca me voy a graduar”. Busque la historia completa en nuestra próxima edición impresa de La Prensa.