Sufren Lakers un nuevo repaso

Howard imparte cátedra a Kobe Bryant y compañía al realizar un doble-doble

ORLANDO, Florida (EFE).- Si había alguna duda que Dwight Howard es el jugador más dominante de la NBA quedó despejada después que aportó un doble-doble de 21 puntos y 23 rebotes para liderar a los Magic de Orlando a la victoria por 92-80 ante los Lakers de Los Ángeles.

Howard dominó de principio a fin a todos los hombres altos que le pusieron los Lakers para marcarlo, empezando por el pívot Andrew y acabando con el reserva Troy Murphy, nadie pudo frenarlo y al concluir la primera parte ya tenía 10 puntos y 15 rebotes para darle a su equipo la ventaja parcial de 48-31.

Como sucedió la noche anterior ante el Heat de Miami, los Lakers carecieron de ideas y de poder físico en la primera parte, donde sólo el escolta Kobe Bryant anotó 15 puntos, y ahí se les acabaron las posibilidades de aspirar al triunfo porque en la segunda, cuando intentaron reaccionar, los Magic, con Howard de líder, no se lo permitieron.

Howard, que ha pedido el traspaso antes de que concluya la presente temporada y tiene a los Lakers como su principal objetivo, les mostró al equipo angelino cual es el camino a seguir para que vuelvan a ser un equipo campeón.

La comparación de Howard con los dos hombres altos estelares de los Lakers, Bynum y el ala-pívot español Pau Gasol, fue sólo inferior en dos puntos, y superior en un rebote.

El pívot estrella de los Magic consiguió su quinto partido de la temporada con un doble-doble de 20 puntos y 20 rebotes para convertirse en el primer jugador desde Kareem Abdul Jabbar, en la temporada de 1975-76, que ha logrado esa marca en los 15 primeros encuentros de liga.

Abdul-Jabbar logró siete partidos en los 15 primeros partidos cuando jugaba con los Lakers.

Howard también se convirtió en el primer jugador de la NBA que ha conseguido al menos 21 puntos y 23 rebotes en dos partidos consecutivos desde que lo logró el pívot Kevin Willis, de los Hawks de Atlanta, en noviembre de 1991.

Magic (11-4) tuvo hasta 23 puntos de ventaja en el marcador y la defensa también hizo una gran labor al dejar al ataque de los Lakers por debajo del 40 por ciento.

La victoria fue la sexta que han logrado Orlando en los últimos nueve partidos que han disputado ambos equipos en la competición de la temporada regular.

Mientras que el Magic mostró su gran momento de juego y de poder físico, los Lakers (10-7) reflejaron el cansancio acumulado del partido que disputaron la noche anterior frente al Heat y tampoco estuvieron inspirados en el juego ofensivo al quedarse con establecer la anotación más baja en lo que va de temporada.

Bryant, que siguió la estrategia de hacer mejor selección de los tiros a canasta, cumplió al anotar 30 puntos (11-22, 1-3, 7-7), repartió ocho asistencias y capturó tres rebotes.

Mientras que Paul Gasol lo apoyó con un doble-doble de 13 puntos, el noveno que consigue en lo que va de temporada.

?>