Cómo avanzar hacia la mejor opción

Por lo regular, el precio de las acciones en la Bolsa de Valores tienden a subir o bajar en grupo. Si determinas que la Bolsa se encuentra en un estado de alza, aumentarás las probabilidades de que la compañía que compres también suba de precio, pues se considera que tres de cada cuatro compañías seguirán la tendencia de la Bolsa en general, ya sea para arriba o para abajo.

Determina esa tendencia mirando en sitios del internet como http://www.marketwatch.com o http://www.morningstar.com las gráficas de los índices que miden las compañías de la Bolsa. (En mi libro Obtenga su porción, y en mi Curso Completo de DVDs, te muestro paso a paso el significado de la siglas BE A PROFIT, mi receta personal para seleccionar las empresas públicas con más aumento en el valor de sus acciones durante los últimos cincuenta años).

Las entradas que tiene una empresa no son ganancias netas. De ese dinero tienen que pagarse los salarios, las rentas de locales, los materiales usados, los impuestos y mucho más. Lo que queda después de que todo esto ha sido pagado se divide entre el número de acciones que esa compañía tiene en circulación – el resultado es su ganancia por acción.

Lo que más importa es el aumento en ganancias por acción que tenga esa compañía comparadas a las ganancias del año anterior. Ahí es donde realmente se ve si esa empresa y sus acciones están creciendo o se mantienen estancadas durmiendo en su lecho de laureles.

No hay inversionista nuevo que no se haga en algún momento la siguiente pregunta: ¿qué es mejor, comprar acciones que cuesten poco dinero para tener más acciones… o invertir en acciones caras y, por lo tanto, tener menos de ellas? En otras palabras, si comparas dos compañías, una con un precio de $2 por acción y la otra de $20, y quieres invertir $500, ¿te conviene más la de $2? Parece un poco como la pregunta del huevo y la gallina, pero no lo es: la respuesta es muy clara para el inversionista que sabe lo que hace.

Aunque recibas 250 acciones al comprar la más barata, en esa compañía su precio no es lo único que tiene poco valor… A estas compañías que venden sus acciones por menos de $5 ó $7 cada una se les llama penny stocks. Estas acciones baratonas tienen más riesgos que las acciones más caras, ya que no necesitan cumplir con las reglas de calidad que sí se aplican a las acciones de más categoría.

Si quieres aprender a invertir como lo hacen los verdaderos profesionales, aléjate de la baratija y concéntrate en las mejores compañías de buena calidad. Recuerda que lo importante es cuánto dinero estás invirtiendo y cuánta ganancia le sacas a esa inversión, no el número de acciones que recibes por tu inversión.

No les hagas caso a esos “chat rooms” del Internet donde alborotan a todos sus participantes hablándoles de posibilidades de inmensas e inmediatas riquezas si compran esas acciones. Y mucho menos te creas el cuento de los correos electrónicos que anuncian que una compañía “está al dispararse”. ¡Sí, seguro! Por favor, mantén tu mirilla en las empresas con ganancias netas saludables y crecientes, porque es ahí donde encontrarás la mejor inversión.

Alrededor de la web