Presidente yemenita a EEUU

Alí Abdalá Saleh recibirá tratamiento médico por heridas sufridas en atentado
Presidente yemenita a EEUU
Alí Abdalá Saleh habla en rueda de prensa en Saná, ayer.
Foto: EFE

WASHINGTON, D. C. (EFE).— El gobierno de EEUU confirmó ayer la autorización de entrada al país del presidente yemení, Alí Abdalá Saleh, quien abandonó ayer domingo su país rumbo a esta nación norteamericana para continuar con su tratamiento médico, luego de las heridas y quemaduras que sufrió en un atentado en junio pasado.

“La solicitud de viajar a EEUU de Alí Abdalá Saleh para tratamiento médico ha sido aprobada. Como hemos indicado, el único propósito de este viaje es tratamiento médico”, dijo en un comunicado el Departamento de Estado.

“Esperamos que él permanezca por un tiempo limitado que corresponda a la duración de este tratamiento. Preguntas específicas sobre sus planes de viaje deben ser dirigidas al gobierno yemení”, puntualizó la nota.

Saleh salió ayer de su país rumbo a EEUU tras un discurso en el que prometió volver y pidió a su pueblo que le perdone “por cualquier error” cometido durante su mandato.

Abdel Hafiz al Nahari, subdirector de prensa del Partido del Congreso Popular General (PCPG) de Saleh, explicó que el mandatario viajó primero a Omán, donde permanecerá un breve período de tiempo antes de volar a tierras norteamericanas.

Después, su intención es regresar a Saná como presidente del PCPG y asistir al encumbramiento de su vicepresidente y sucesor, Abdo Rabu Mansur Hadi, tras las elecciones presidenciales previstas para el próximo 21 de febrero.

Esto porque el Parlamento yemení acordó el sábado que Mansur Hadi se presente como único candidato a la Presidencia en los comicios de febrero.

El pasado 3 de junio, Saleh sufrió extensas heridas en un atentado con bomba en una mezquita dentro del complejo presidencial en Saná.

Según indicó en diciembre pasado el diario The New York Times, Saleh podría ser hospitalizado en Nueva York para continuar su tratamiento médico.

Hasta ahora, el gobierno estadounidense había mostrado cautela en torno a la solicitud de visado de Saleh, ante las quejas de la oposición yemení, que desea que el mandatario sea juzgado y condenado en Yemen.

Saleh ha ejercido el poder desde la unificación entre el norte y el sur en 1990, aunque desde 1978 ya era el presidente de la entonces República Árabe de Yemen o Yemen del Norte.

Alrededor de la web