Tenga cupones siempre a mano

Tenga cupones siempre a mano
Los cupones le permiten ahorrar.
Foto: Archivo / AP

Los cupones, si se utilizan de forma correcta, son una forma accesible y efectiva de ahorrar en muchas compras.

Aproximadamente el 75% de la población asegura que usa cupones regularmente. Los consumidores ahorran miles de millones de dólares anualmente gracias a los cupones. Sin embargo, numerosos clientes no usan todos los que tienen a su disposición.

Si siguen algunos consejos, los consumidores pueden aprovechar al máximo los beneficios de los cupones, y ahorrar una suma significativa en el proceso.

Los cupones son efectivos sólo si se usan. Guarde los cupones cortados en una cartera para llevarla a la tienda. Si no lo hace así, los dejará olvidados en casa.

Hay muchos tipos de cupones. Suscríbase a un periódico -especialmente su edición dominical-, para conseguir cupones de numerosos fabricantes, y no se olvide de los cupones sueltos disponibles cuando use la tarjeta de conveniencia de una tienda.

Use los cupones sólo para comprar artículos que usa regularmente en casa. No se sienta obligado a adquirir un producto porque tiene cupón de descuento, lo cual podría provocar compras impulsivas.

Pruebe con diferentes marcas. Esto amplía la cantidad de posibilidades de usar cupones.

Haga comparaciones de productos para garantizar la mejor compra. Aunque tenga un cupón para un producto determinado, es posible que haya otro a menor precio.

Busque qué tiendas “duplican” los cupones o permiten que los clientes puedan combinarlos. Esas son las tiendas donde debe comprar para ahorrar más.

En el caso de las personas que compran principalmente por Internet, hay varios sitios en internet que ofrecen cupones de ahorro para compras en comerciantes populares en línea. Sólo tendrá que escribir el código correspondiente para ahorrar.

Esté al tanto de las fechas de vencimiento del cupón. Recuerde siempre utilizarlos antes de que expiren.

Inscríbase para recibir materiales promocionales de diferentes marcas que usa en casa. Por ejemplo, ciertas compañías ofrecen cheques de descuento por el simple hecho de hacerse “miembros” en Internet.

Inscríbase para recibir materiales promocionales de las tiendas en las que compra regularmente. Con frecuencia, los minoristas envían cupones por correo postal a sus “compradores preferidos”.

El uso de la tarjeta de crédito de una tienda puede proporcionar ahorros adicionales. Si la tasa de interés y los términos de uso son aceptables, esto podría implicar muchos más ahorros. Además, pueden enviar cupones por correo.

Algunas organizaciones ofrecen descuentos en compañías con las cuales tienen relaciones comerciales. Pregunte en la tienda si ofrecen descuentos para, por ejemplo, militares o agentes del orden público.