El Sheriff se arma con tecnología novel

Moderniza el equipo de cómputos en 2,605 patrullas y 100 motocicletas de su flota
El Sheriff se arma con tecnología novel
El sargento Antonio León, del LASD, muestra las computadoras que serán instaladas en las diversas patrullas.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Distante de la moderna imagen proyectada en las series policíacas de televisión, la gran mayoría de los agentes del Sheriff del Condado de Los Ángeles (LASD) aún deben hojear gruesos mapas para buscar domicilios reportados en llamadas de emergencia y no tienen un dispositivo en sus patrullas que les permita distinguir a un criminal peligroso que no porta una identificación.

Hace once años, al sargento Antonio León, entonces patrullero en la ciudad de Lakewood, le pareció familiar el rostro de un sospechoso de vandalismo, pero no lo arrestó porque comprobó que no había cometido el delito. Al regresar a la estación se llevó una gran sorpresa: vio la foto del hombre en un cartel que advertía que era buscado por asalto con arma mortal.

Aquel cuatro de julio, León no reconoció al delincuente debido el antiguo sistema electrónico de la corporación. “Para él de verdad fue el Día de la Independencia, porque lo dejé libre”, contó el sargento, ahora encargado de que sus compañeros cuenten con las herramientas que él no tuvo.

En manos de León y de un pequeño grupo de agentes y técnicos del Sheriff está la responsabilidad de modernizar el equipo de cómputos en 2,605 patrullas y 100 motocicletas de una de las fuerzas del orden más grandes del país. Actualmente ya se han instalado en 150 unidades de las estaciones de Industry, Lancaster y Palmdale.

Cuando finalice el proyecto, en 2014, los vehículos del Sheriff portarán un dispositivo móvil (del tamaño de un teléfono celular) capaz de verificar en cuestión de minutos los antecedentes penales de un sospechoso, por medio de la lectura de huellas digitales, y tendrán un ordenador con un avanzado sistema de navegación, internet, localizador de patrullas cercanas y mapas aéreos.

Ya que las computadoras del LASD datan de la década del 80 y operan con el viejo formato de radiofrecuencia, algunos agentes prefieren patrullar apoyados con sus aparatos personales, útiles para enviar correos electrónicos o agendar audiencias en los tribunales. “Son más viejas que algunos de nuestros oficiales”, bromeó León, de la División de Comunicaciones y Manejo de Flotilla.

Una de las ventajas que ofrece este equipo es la lectura de huellas digitales. “Si ahora a una persona le quieren extender una infracción por no usar cinturón de seguridad y no tiene identificación, es necesario llevarla a la cárcel para tomarle fotos y checar sus huellas. Es mucho tiempo para una infracción, es mal uso de nuestro tiempo y también es malo para la persona”, dijo el sargento.

“Esto es bueno por los reincidentes que normalmente no portan identificación. De esta manera podemos enviar su información a nuestra base de datos y podemos arrestarlos cuando tengamos que hacerlo. Es una mejor manera de usar nuestros recursos”, añadió.

Por sorprendente que parezca, las patrullas del Sheriff carecen de mapas digitales, lo cual representa un reto para la memoria cuando un fugitivo entra a otra jurisdicción.

En esos casos, ahora, con sólo presionar un botón, se activa el registro de la ruta de una persecusión. “Si la persona avienta droga mientras huye, uno olvida las calles que se recorrieron o no lo ve porque es de noche, pero así se puede pedir a los agentes que busquen evidencia” en sitios específicos, explicó León.

Al contar con servicio de internet, la corporación confía en que se podrá brindar mejor atención a los residentes, ofreciendo, por ejemplo, información sobre sitios de ayuda para víctimas de violencia doméstica, desamparados o adictos a las drogas.

La preparación e instalación de los nuevos ordenadores se realiza en la antigua cárcel femenil Sybil Brand Institute, cercana a las oficinas centrales del Sheriff en Monterrey Park. Ahí, las celdas son usadas como bodegas y los pasillos, como laboratorios de programación. Cada mes, unas 125 patrullas salen de la vieja prisión (que sirve igual como locación de películas) ya equipadas con tecnología de punta.

“En una emergencia o durante una parada de rutina, nuestra tecnología ofrece un sistema de comunicación fiable, en tiempo real e interoperable”, expresó Daniel Crowley, presidente de Raytheon Network Centric System, proveedor del equipo.

Los técnicos del Sheriff también están trabajando en integrar el sistema de lectura automática de placas, utilizado para distinguir vehículos con reporte de robo, con las nuevas computadoras.

En tanto, continúan los cursos de capacitación tecnológica a todos los agentes del Sheriff. “A muchos les gusta porque es mejor de lo que tenemos ahora”, concluyó León.