Viene ‘clásico’ reencuentro

Pineda y Cabrera animarán al Águila y al FAS de El Salvador en el Home Depot

Han pasado más de tres décadas desde que se enfrentaron en El Salvador defendiendo los colores de los equipos más populares de ese país.

En su época, Félix Pineda fue un ícono dentro del Club Águila, mientras que David Cabrera destacaba como la figura del FAS.

Ambos jugaron toda su carrera con la institución que les abrió la puerta al profesionalismo, con el club de sus amores, con el que llevan en el corazón.

“Eso ya no se ve, un jugador que pase más de 20 años en un solo equipo, olvídate de eso”, dijo Pineda, quien a sus 63 años recuerda con emoción los clásicos que jugó contra el FAS defendiendo la camiseta del Águila.

En su etapa de futbolistas, la pasión por su respectivo club los separaba, pero la rueda de la fortuna de la vida hizo que ambos llegaran a residir en el área de Los Ángeles.

Atrás quedaron los tiros a gol, los gritos de la afición apoyándolos, el sabor de victorias heroicas.

Ahora ambos personajes se dedican a trabajar fuerte para sacar adelante a sus respectivas familias.

“Llegamos a Estados Unidos como cualquier otro inmigrante, con las ganas de trabajar en lo que fuera para salir adelante”, relató Cabrera.

Pineda radica en North Hollywood y actualmente se dedica a la limpieza de oficinas, mientras que Cabrera vive en San Dimas y se desempeña como supervisor en una empresa transportista.

Unos 35 años después de haber jugado su último partido de futbol profesional en su país natal, el destino los vuelve a unir para estar frente a frente en un estadio.

Pineda y Cabrera fueron nombrados embajadores de los equipos con los que jugaron en El Salvador, y que el próximo sábado estarán en el Home Depot Center para ser parte del evento denominado “Doble Clásico Centroamericano”.

Ese día, el Águila y el FAS chocarán con todas sus estrellas, al igual que lo harán los equipos de Comunicaciones y Municipal de Guatemala.

“Esto es sensacional, es una gran oportunidad de poder ver jugar a nuestros equipos, a los equipos más grandes de El Salvador, en un estadio muy bonito”, comentó Pineda.

No es común que equipos centroamericanos vengan a Los Ángeles a jugar, y es por eso que Cabrera aprecia mucho la oportunidad que se le presenta a los aficionados con este evento.

“Es como traer un pedacito de tu país a Los Ángeles, ojalá la gente aproveche para ir al estadio a ver buen futbol y pasar momentos divertidos con toda la familia”, dijo.

Ambos exjugadores recuerdan con gran emoción su época en las canchas.

Pineda está orgulloso de haber anotado cinco goles olímpicos como profesional, y a Cabrera no se le olvida que un entrenador del Águila, su acérrimo rival, le dijo una vez que le gustaría tenerlo en su equipo.

El tiempo ha pasado, los nombres han cambiado, pero la rivalidad deportiva entre el Águila y el FAS se mantiene intacta y este sábado, como afirman Pineda y Cabrera, será una gran oportunidad para confirmar que el clásico salvadoreño está más vivo que nunca.