Supremo rechaza el recurso del Odyssey

Supremo  rechaza el recurso del  Odyssey
Un antiguo cañón español de bronce que pesa 42 libras, fue recuperado de los restos marítimos.
Foto: AP

MIAMI, Florida (EFE).- El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha rechazado revisar el recurso de emergencia interpuesto por Odyssey para tratar de detener la ejecución de la sentencia que le obliga a entregar el tesoro de “La Mercedes” a España.

En una escueta decisión, el juez Clarence Thomas “denegó” este jueves la petición presentada por la compañía estadounidense, que se queda así sin opciones judiciales para impedir la ejecución de la sentencia que le obliga devolver al Estado español el tesoro, valorado en más de 500 millones de dólares.

“Esta es otra vitoria. Hemos tenido victorias en cada una de las fases del proceso judicial en los tribunales estadounidenses. Estamos muy felices”, celebró en declaraciones a Efe el abogado de España ante los tribunales de EEUU, James Goold.

La compañía cazatesoros había presentado ante la máxima instancia judicial de Estados Unidos ese recurso de urgencia, con la idea de que el Supremo paralizara la orden de ejecución de la sentencia emitida por una corte de Tampa -en la que se ordenaba la entrega del tesoro- hasta que pudiera presentarle una petición de auto de certiorari.

Esa figura jurídica, también llamada auto de avocación, permite al Tribunal Supremo de EEUU requerir a un tribunal de rango inferior (en este caso el de Tampa) el envío de una causa para examinarla de nuevo.

Odyssey pretendía presentar el auto de certiorari hacia el 27 de febrero, pero antes necesitaba que se detuviera la orden de ejecución de la sentencia.

Esa esperanza se esfumó hoy con el rechazo del Supremo de atender su petición de recurso de urgencia, ya que la negativa de ese tribunal a intervenir permite que el proceso que en paralelo se lleva a cabo en el tribunal federal de Tampa siga sin problema su curso.

Allí, en Tampa, se está a la espera de que la Corte de Apelaciones de Atlanta le haga llegar la notificación oficial de rechazo de otro recurso interpuesto por Odyssey.

Junto a esa notificación, que aún no ha salido de Atlanta, se enviará también la orden definitiva de ejecución de la sentencia.

Esa notificación permitirá a la corte de Tampa ordenar a Odyssey que ponga en manos del Estado español las más de 500,000 monedas de plata y oro que extrajo en mayo de 2007 del pecio de la fragata española “Nuestra Señora de las Mercedes”, hundida en 1804 por una flota inglesa sin previa declaración de guerra.

Una vez que sea recibida, las autoridades españolas tendrán un plazo de diez días para repatriar a España el tesoro, que está repartido en 600 cubas de 25 kilos cada una.