Mercado en campaña de salud latina

Teresa Cedillo, una residente de 55 años del Este de Los Ángeles, está decidida a mejorar su deteriorada salud cambiando su dieta; de ahora en adelante incluirá más frutas y verduras orgánicas. Por esta razón acudió al 'Ramírez Market', que ayer celebró su reapertura en medio de un gran festejo comunitario.
Mercado en campaña de salud latina
Dolores Díaz escoge los vegetales y frutas más frescas en el remodernizado 'Ramirez Meat Market'.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinion

Teresa Cedillo, una residente de 55 años del Este de Los Ángeles, está decidida a mejorar su deteriorada salud cambiando su dieta; de ahora en adelante incluirá más frutas y verduras orgánicas. Por esta razón acudió al ‘Ramírez Market’, que ayer celebró su reapertura en medio de un gran festejo comunitario.

“Padezco de lo que muchos le llaman espolón o ácido úrico, porque me duele mucho el talón ya desde hace un buen tiempo. Pero es que pues la verdad sí estoy algo pasada de peso”, confesó Cedillo, quien como más de la mitad de la población latina sufre de los estragos del sobre peso y la diabetes.

La tienda Ramírez Market, propiedad de Celia Ramírez, es la segunda de cuatro mercados de abastos a renovarse que formarán parte de este proyecto fundado por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). Dicho proyecto, que durará cinco años, recibió 10 millones de dólares en fondos por parte de este organización.

“Estoy muy contenta de poder ofrecerles frutas y verduras orgánicas a toda la comunidad. No solo tenemos ahora más comida saludable sino que la gente de este proyecto me ayudó a hacer más espacio en mi tienda y hasta que se vea más bonita”, afirmó Ramírez.

Ahora en esta tienda, los refrescos, bebidas alcohólicas y las botanas poco saludables se encuentran en la parte de atrás del establecimiento, mientras que las frutas y verduras que son abastecidas por el farmers market del Este de los Ángeles, lucen irresistibles en la entrada del lugar.

Deborah Glik, profesora de ciencias de salud de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA), dice que “le decimos mucho a la gente que tiene que cambiar sus hábitos alimenticios y comer alimentos más saludables, pero no se ha reconocido la escasez que hay en comunidades como esta”.

Según estudios realizados por esta institución, se ha encontrado que los habitantes de comunidades con mayoría de población latina, sufren más de enfermedades cardiovasculares, diabetes e hipertensión.

El problema de obesidad en la comunidad del Este de Los Ángeles, ataca particularmente a la población infantil, donde la tasa de obesidad infantil es de más del 32 por ciento. Una de las más altas en el Condado, según reveló el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles en el 2011.

“Es muy fácil tener malos hábitos alimenticios; comer comida rápida, con mucha grasa o demasiada azúcar.

Pero eso va a impactar la calidad de vida que tenemos y determinar cuánto tiempo vamos a vivir”, dijo el profesor Mike Prelip, profesor de la facultad de salud pública de UCLA y quien junto con Glik encabezan el proyecto de la renovación de cuatro pequeños supermercados en esta comunidad.

“Hay que hacer el cambio. Es por la salud de uno, y cuando se tiene salud se tiene todo”, concluyó Cedillo.