Masivo despido de agentes antidrogas

A partir de este viernes, docenas de experimentados agentes anti drogas estatales serán despedidos lo que podría paralizar la lucha contra las pandillas y el narcotráfico en California.

Masivo despido de agentes antidrogas
Un agente fronterizo vigila varios fardos de marihuana tras encontrarlos entre la maleza a orillas de Río Grande.
Foto: EFE

SACRAMENTO.- A partir de este viernes, docenas de experimentados agentes anti drogas estatales serán despedidos lo que podría paralizar la lucha contra las pandillas y el narcotráfico en California.

Lynda Gledhill, portavoz de la procuradora Kamala Harris precisó que se van 73 agentes antidrogas, pero el número total de despedidos entre agentes y personal del Departamento de Justicia suman casi 300.

“Tratamos de hacer en los tribunales todo lo posible para evitarlos, desde imponer una orden de restricción pero no lo conseguimos”, dijo Mike Loyd, presidente de la Asociación de Agentes Especiales del Departamento de Justicia.

Desde el viernes pasado, el juez Timothy Frawley señaló que los despidos procedían. Estos fueron parte de los recortes presupuestarios por 71 millones de dólares impuestos al Departamento de Justicia.

El masivo despido de agentes antidrogas obligó al Departamento de Justicia a quedarse con sólo 28 de sus 52 equipos de trabajo. En el área de Los Angeles, se eliminó el equipo de trabajo antinarcóticos del condado de San Luis Obispo.

Ernesto Limón, uno de los agentes antidrogas, dijo que en la realidad, éstos impactarán mucho en la lucha contra las drogas y el narcotráfico en California. “El tráfico de metanfetaminas y marihuana va a subir, y habrá más violencia”, pronosticó. Agregó que además habrá menos equipos de trabajo contra los depredadores sexuales y las policías locales no podrán solos con el trabajo.

Tish Westrup de Temecula, en el condado de Riverside quien perdió hace casi un año a su hija de 23 años a causa de una sobredosis de heroína está preocupada porque estimó habrá muchos menos agentes antidrogas en las calles.

“Ya de por si tenemos una epidemia de drogas viniendo de México y otras partes del mundo. ¿Qué vamos hacer con menos agentes para pelear contra los criminales de las drogas?, cuestionó.

Cuando la procuradora Harris se enteró de los recortes por 71 millones de dólares alertó que se paralizarían los operativos anti pandillas y contra las drogas a nivel estatal.

No pocos atribuyen los despidos a una venganza política del gobernador Jerry Brown debido a que el sindicato de los agentes antidrogas no le dio el respaldo político para la gubernatura sino a la republicana Meg Whitman.

“El gobernador nunca lo va a reconocer pero a nosotros no nos queda duda. Ahora los platos rotos por no apoyarlo, no sólo lo estamos pagando nosotros sino todos los californianos”, consideró el agente Limón.

HD Palmer, portavoz del gobernador Brown consideró la alusión como “categóricamente falsa”. Explicó que fue a partir de la propuesta presupuestaria de mayo pasado cuando dijeron que si no se aprobaba la extensión de impuestos que expiraban en junio 30 del año pasado, el estado no podría darse el lujo de apoyar algunos programas administrados por el Departamento de Justicia.

“Al final no hubo suficientes votos para ampliar los impuestos temporales y esos ingresos se tuvieron que reemplazar con recortes adicionales que incluyeron a la División del Orden del Departamento de Justicia”, señaló.

El senador demócrata de San Diego, Juan Vargas se prepara para presentar en los próximos días un proyecto de ley para establecer que en el futuro cuando haya recortes en el Departamento de Justicia se garantice que quede un mínimo de alrededor de 190 agentes.

“Así como hay cargas límites de trabajo para las enfermeras, queremos un mínimo de agentes en el Buró de Narcóticos y en el Buró de Investigación e Inteligencia que se encarga de los ofensores sexuales”, explicó Janine Pairis, portavoz de Vargas.