Pujols, ahora es cuando

Las miradas están puestas sobre el nuevo 'jefe' de Angels

Pujols, ahora es cuando
Albert Pujols (der.) ya tuvo un primer contacto con los seguidores de Angels, quienes ahora esperan respuestas en los campos de juego.
Foto: AP

PHOENIX, Arizona.- Si los Angels de Los Ángeles esperan que Albert Pujols los lleve a grandes destinos, incluyendo un momento de gloria en octubre, es algo razonable.

Todo lo que es y todo lo que ha hecho el dominicano sugieren que el “Rey Alberto” está listo y dispuesto a llevar esa responsabilidad.

“La gente está entusiasmada”, dijo Pujols mientras se acercaba su llegada a los entrenamientos de los Angels en Tempe, Arizona. “Ya puedo imaginarme los entrenamientos y cómo van a ser”.

El contrato de 10 años y 254 ha sido blanco de críticas. La historia está repleta de pactos a largo plazo que no han resultado. Pero son pocos los que cuestionan el valor inmediato del bateador más temible de Grandes Ligas, a sus 32 años.

Pujols está tan dedicado que va a llegar temprano a los entrenamientos, junto a los lanzadores y receptores. Quiere acomodarse lo más que pueda en su nuevo equipo.

“Siempre me pregunté cómo sería jugar con Barry Bonds”, dijo el jardinero, Torii Hunter. “Ahora lo sabré. Albert es el Barry de su época”.

De su parte, Pujols ha sido parte de dos equipos campeones, en San Luis. Los Cardenales saben bien el impacto que puede tener el dominicano.

Pujols será un líder a través de sus acciones, no con su voz. Esa última responsabilidad seguirá en manos de Hunter, quien es una especie de portavoz en el clubhouse.

Entre sus muchos atributos, Pujols trae el elemento de intimidación. Ha producido repetidamente en grandes momentos, y lo más probable es que se le pitche incómodo en los innings finales. Eso le pondrá la responsabilidad a Hunter, Vernon Wells y otros en el lineup de Los Angels.

C.J. Wilson vio de cerca la influencia de Pujols, viendo cómo los Cardenales le ganaron a sus Rangers en la Serie Mundial. En la postemporada 2011 el dominicano produjo cinco jonrones, 16 remolques y 24 hits en 18 partidos. Tres de los bambinazos fueron en el Juego 3 del “Clásico de Otoño”.

“Albert tiene un tremendo efecto sobre el lineup entero”, dijo Wilson. “Lanzando contra los Cardenales en la Serie Mundial, vi cómo puede cambiar el juego si se le pitcha. Es el mejor bateador de la última década. Nadie más está cerca”.El “Spring training” dará las primeras señales.