Fracasa versión estatal del DREAM Act en Senado

La SB106 recibió 4 votos en contra y 3 a favor.

Fracasa versión estatal del DREAM Act en Senado
Los estudiantes 'dreamers' llevan años preparándose.
Foto: Iza Montalvo. La Prensa

Una versión estatal del DREAM Act, que le concedería acceso equitativo a una educación universitaria a miles de estudiantes en la Florida, sin importar su estatus migratorio o el de sus padres, fue rechazda por el Comité Judicial del Senado este jueves.

Después de que estudiantes relataran frente a los legisladores sus conmovedoras historias y tras un acalorado debate, la iniciativa de ley SB 106 recibió cuatro votos en contra y tres a favor. La iniciativa le permitiría a estudiantes que nacieron en la Florida o que se criaron en el estado poder pagar su matrícula a costo de residentes de la Florida y no como extranjeros.

“Negar el acceso a la educación y promover la exclusión es un error. Nuestros legisladores están basicamente eligiendo quién tiene acceso a la educación y quién no, discriminando a miles de jóvenes talentosos solamente por su origen inmigrante”, dijo María Rodríguez, Directora Ejecutiva de la Coalición de Inmigrantes de la Florida. “Los latinos son el electorado de

mayor crecimiento de la Florida, dejarlos fuera intencionalmente, les impide convertirse en líderes de nuestras comunidades”.

Nanci Palacios, estudiante del condado Hillsborough, aspira a convertirse en médico. La joven se sumó a los estudiantes que contaron su experiencia frente al comité. Palacios trabaja tiempo completo para poder pagar los altos costos de su matrícula, mayormente, tres veces más cara, por ser considerada una estudiante extranjera.

“Siento que algunos legisladores creen que nuestros padres no pagan impuestos y eso no es cierto, sus contribuciones van hacia las universidades apoyando la matrícula estatal de muchos otros residentes de la Florida. La matrícula estatal no es gratuita”.

El senador demócrata de Orlando, Gary Siplin, propulsor del proyecto de ley, dijo en la sesión legislativa que la SB 106 le otorgaría “a estudiantes indocumentados acceso a una educación más allá de la secundaria y el poder estudiar en alguna de las instituciones universitarias de la Florida”.

Por su parte, el senador republicano de Altamonte Springs, David Simmons, dijo que necesitaba investigar aún más las implicaciones que tendría la legislación de ser aprobada y votó en contra. Añadió que aprobar el proyecto de ley podría tener un impacto fiscal adverso para el estado.

“Hay una ley federal que dicta que tendríamos que darles el mismo beneficio a estudiantes de otros estados, si lo hacemos aquí”, dijo Simmons.