Más jóvenes caen ahora en pandillas

De acuerdo con un reporte de La Oficina de Educación del Condado de Los Ángeles (LACOE), nueve por ciento de los más de 880,000 estudiantes de secundaria y preparatoria de los 80 distritos escolares en el condado se identificaron como miembros de una pandilla. Y un dos por ciento de estos admitió haber portado un arma de fuego.

De acuerdo con un reporte de La Oficina de Educación del Condado de Los Ángeles (LACOE), nueve por ciento de los más de 880,000 estudiantes de secundaria y preparatoria de los 80 distritos escolares en el condado se identificaron como miembros de una pandilla. Y un dos por ciento de estos admitió haber portado un arma de fuego.

En el Condado de Los Ángeles existen por lo menos unas 1,100 pandillas con más de 100,000 miembros. Por lo que la posibilidad de que estudiantes de escuelas públicas del condado se involucren en actividad pandilleril es muy probable.

Pero el riesgo de que los estudiantes tomen este camino de violencia y crimen no comienza únicamente a nivel secundaria sino desde el quinto grado o antes.

“La opción de que los niños elijan este camino ocurre desde que están en la primaria”, señaló Kimberly Unland, teniente del Departamento del Sheriff del Condado de Los Angeles, y destacó la importancia de una intervención temprana por parte de las autoridades del orden público, las escuelas y los padres.

“Las pandillas acostumbraban reclutar a niños de 14 o 15 años. Pero cuando las leyes comenzaron a enjuiciar a estos menores como adultos, ahora reclutan a niños de 10 años”, indicó el Dr. Robert Jagielski, director de servicios estudiantiles del Distrito Escolar Unificado de Downey, quien preside la organización comunitaria Gangs Out of Downey.

“Las comunidades y las escuelas tienen que empezar a actuar y comenzar a prevenir esta elec$ón entre los niños a una edad más temprana”, sostuvo Jagielski, quien fue uno de los oradores en el taller ofrecido ayer a cientos de educadores , entre administradores maestros y consejeros de escuelas públicas.

Un reporte del National Center on Addiction and Substance Abuse at Columbia University, indicó que un 46 por ciento de los estudiantes de escuelas públicas reportaron la existencia de pandillas en sus escuelas, comparado con tan solo un dos por ciento entre estudiantes de escuelas privadas.

Este mismo reporte señala que en el 2010 uno de cada tres estudiantes de secundaria confirmó que en sus escuelas se consumía o vendían drogas. Un incremento del 39 por ciento en comparación con el $ño anterior.

La detective Ramona Ruíz, de la unidad antipandillas de la Policía de Santa Ana, habló de la incidencia femenina en las pandillas.

“Las jóvenes son muy propensas a entrar en pandillas, generalmente porque se enamoran de un miembro de una pandilla, quien sabe perfectamente como darle atención ”, destacó la detective quien estuvo involucrada en pandillas en su adolescencia.

Ruíz también denotó el hecho de que muchos padres no cuentan con el apoyo de las es$o de las autoridades para sacar a sus hijos de las pandillas cuando ya han entrado.

“Los padres no tienen muchas opciones de cómo mantener a sus hijos alejados de las pandillas, especialmente ahora con los recortes de programas para después de escuela. Algunos padres incluso prefieren que sus hijos sean arrestados bajo libertad condicional para entonces poder ser elegibles para programas de ayuda”, señaló la detective.

A estas dificultades se suma la falta de conocimiento de los educadores, por ejemplo, para enfrentar pandillas de los distintos grupos raciales.

“En nuestra comunidad hay un alto número de pandillas, pero las hay latinas tanto como asiáticas y necesitamos tener las herramientas para saber cómo lidiar con ellas de una manera apropiada ”, opinó Bulmaro Magallón, especialista de servicios estudiantiles del distrito escolar Garvey en Rosemead.