“Melo” Anthony un orgulloso boricua

Compartió con fanáticos durante el lanzamiento de las nuevas zapatillas Air Jordan 2012
“Melo” Anthony un orgulloso boricua
El jugador de la NBA, Carmelo “Melo” Anthony.
Foto: Iza Montalvo / La Prensa

Ya sea en su página de twitter @carmeloanthony o en la mano donde tiene tatuada la bandera puertorriqueña que usa para encestar, el jugador de la NBA, Carmelo “Melo” Anthony, no pierde la oportunidad para expresarse orgulloso de sus raíces.

Junto a su pequeño hijo Kiyan, Anthony conversó brevemente con La Prensa, un vez finalizado el Juego de Estrellas, edición número 61, este domingo en el Amway Center en Orlando.

El estelar canastero de los New York Knicks, jugó un espacio de 30 minutos anoche y anotó 19 puntos.

Anthony representó por primera vez el equipo de la Conferencia del Este, los grandes perdedores de la noche del juego de exhibición, ante un marcador de 152 puntos a 149.

A pesar de la derrota, el jugador se mostró animado cuando se le abordó con el tema de sus orígenes boricuas. A los dos años de edad, Anthony perdió a su padre, tras una batalla contra el cáncer y actualmente busca tratar de reconectarse con algunos miembros de su familia paterna, posibles residentes del área de Bayamón y Mayaguez. Su padre nació y vivió una larga época de su vida en Borinquen.

“Amo a Puerto Rico, soy parte de la isla y estoy deseoso por volver,” dijo Anthony de 27 años. “Agradezco a los fanáticos puertorriqueños, por todo el apoyo de siempre y su cariño”.

Anthony tiene en su agenda regresar a la isla como lo ha venido haciendo durante dos años consecutivos en nombre de su fundación. En el 2010, la organización reconstruyó una cancha en La Perla en San Juan y el año pasado hicieron lo mismo en una zona residencial en Luquillo.

Durante su estadía en Orlando, el enebeísta disfrutó del clima y de las variadas atracciones diseñadas para la familia que ofrece la ciudad. Además compartió con fanáticos durante el lanzamiento de las nuevas zapatillas Air Jordan 2012 en el Florida Mall.

Recientemente estuvo retirado de las canchas tras sufrir una lesión, dándole espacio a la nueva sensación del equipo, el armador Jeremy Lin, de acaparar titulares en la prensa internacional.

“La pasamos muy bien, las festividades, los juegos, los fanáticos aquí han sido tremendos”, expresó Anthony. “Pero ya es momento de volver a trabajar, al verdadero negocio”.