Se recalienta el tema del programa 287(g) en Houston

El programa, que permite que agentes de policía locales realicen funciones de inmigración, sufriría un recorte de unos $17 millones.

Se recalienta el tema del programa 287(g) en Houston
Activistas se presentaron en la oficina del Sheriff del Condado de Harris para presentar una carta que expresaba sus inquietudes sobre el programa 287(g).
Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pretende reducir el presupuesto del controvertido programa 287(g) a nivel nacional en un 27%, un recorte equivalente a unos $17 millones. Sin embargo, esta propuesta, según el sheriff del Condado de Harris Adrian García, podría ser devastadora para los departamentos locales de policía.

El programa 287(g) permite que agentes de policía locales realicen funciones de inmigración en acuerdo con las autoridades en la materia, ya sea en general o únicamente dentro de las cárceles.

Cifras indican que a nivel nacional el 287(g) ha sido responsable de identificar a más de 275,000 inmigrantes indocumentados alrededor del país, entre ellos miles con antecedentes criminales. El sheriff García, cuando se enteró de los posibles recortes, dijo que si se elimina el 287(g) se tendría un recurso menos para remover a criminales, violentos y peligrosos.

Pero para activistas que luchan por los derechos de los inmigrantes indocumentados el hecho de que el sheriff García haga esfuerzos para que siga vigente el 287(g) en Harris es solo una maniobra política en un año de elecciones donde García busca seguir en su cargo.

“Se me hace raro que el sheriff [García], que cuando era concejal de la ciudad de Houston dijo que programas que utilizaban a policías para hacer las funciones de agentes de inmigración no eran necesarios o eficientes, hoy diga que sí se necesitan”, dijo María Jiménez, activista con el grupo Coalición Houston Unido.

Miembros de la Coalición Houston Unido se presentaron el miércoles 29 de febrero a las oficinas del Sheriff del Condado Harris para entregarle una carta a García donde expresaban sus inquietudes sobre el programa 287(g) que opera en las cárceles del Condado y que, según los activistas, ha sido responsable de la separación de muchas familias inmigrantes.

García ha manifestado que no le gustaría ver que el programa 287(g) sufra recortes en su presupuesto porque considera que es eficiente para capturar y deportar criminales violentos que están ilegalmente en este país.

Antes de que la Coalición Houston Unido entregara la carta, García los llamó e invitó a los activistas a una reunión este próximo 5 de marzo para dialogar sobre el tema.

García no quiso ahondar sobre el tema pero su vocera, Christina Garza indicó que “el sheriff va a dialogar con el grupo sobre las inquietudes que puedan tener sobre el 287(g), pero queremos recalcar que este programa solamente opera dentro de las cárceles y que no es el Departamento del Sheriff el que determina si se deporta a una persona o no, eso lo decide el departamento de ICE [Inmigración]”, dijo Garza.

Como el Departamento del Sheriff de Houston ha logrado buenos resultados, es muy probable que no reciba recortes para la operación del 287(g) en su cárcel, pues es una de los más exitosas del país. Según la propuesta de Obama se recortarán los presupuestos de los programas que no están dando buenos resultados.

Desde que se implementó el 287(g) en Texas se ha deportado a 31,000 personas con antecedentes criminales que estaban ilegalmente en el país gracias al programa. Pero activistas como la Coalición Houston Unido aseguran que entre los miles que terminan detenidos y son deportados se incluyen personas que únicamente han cometido infracciones menores y no son criminales violentos.