Fuerte tormenta invernal se espera para hoy sábado

Lluvia y nieve por seis horas provoca cierre de algunas carreteras

Un frente frío traerá un período de seis horas intensas de lluvia y nieve durante el sábado, con probabilidades de tormentas eléctricas, de acuerdo al pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional (NWS) para la región de Los Ángeles.

La nevada se podrá sentir desde los 2,500 pies de altura y se espera que se acumulen de 10 a 16 pies de nieve, por lo que algunas carreteras podrían ser cerradas.

La alerta es para las autopistas 5, en el tramo de Grapevine a Castaic, la 14 y 138 a la altura del Cañón Soledad y Antelope Valley, y la 33 en las montañas del condado Ventura.

Las montañas de San Bernardino también estarán colmadas de nieve por lo que los accesos para Big Bear podrían ser cerrados por largo tiempo.

David Sweet, meteorólogo del NWS, dijo que esta podría ser la tormenta más fuerte de la temporada invernal, ya que la cuenca de Los Ángeles podría recolectar hasta 3 pulgadas de lluvia.

Para el sábado por la noche y el domingo por la mañana, podría registrarse el llamado “hielo negro”, advirtió Sweet, que se refiere a una fina capa de hielo que cubre las carreteras y que las hace resbaladizas y muy peligrosas.

El NWS también ha lanzado una alerta por fuertes vientos en las montañas, ya que se espera que este fenómeno provoque ráfagas de hasta 45 millas por hora.

El Departamento de Obras Públicas del Condado (DPW) informó que las vías de acceso al Bosque Nacional Ángeles, Big Tujunga Canyon Road y la Autopista 2, estarán cerradas a partir de las 5:00 de la mañana del sábado.

Para solicitar más información sobre cierras y reapertura de carreteras pueden accesar al sitio de internet http://www.dpwcare.org o llamar al 211.

El Departamento de Bomberos tiene a disposición sacos de arena para las zonas que pudieran verse afectadas por inundaciones e informó que el área de San Pedro, donde en noviembre se registró un enorme hundimiento de tierra, estará cerrada.

El Distrito de Control de Inundaciones del DPW indicó ayer que aún no había determinado una alerta sobre potenciales deslizamientos de tierra.

En esta temporada invernal, desde mediados de diciembre la región no recibe considerable cantidad de precipitación pluvial como la que se espera para este fin de semana, lo que servirá para alimentar los sedientos mantos freáticos de Los Ángeles.