Piden a locales salir a recibir al Santo Padre

Desde León, el sacerdote Martín Rábago, jerarca local, pidió a los locales salir a las calles para expresar "el ánimo de encontrar a Benedicto XVI"
Piden a locales salir a recibir al Santo Padre
Vallas que serán utilizadas durante el recorrido de Benedicto XVI en Guanajuato.
Foto: EFE

MÉXICO, D.F.- A unas horas de la visita del papa Benedicto XVI en la céntrica región del Bajío, que comprende los municipios de Guanajuato, León y Silao, se declararon listos para acoger a poco más de un millón de fieles católicos que darán la bienvenida al Sumo Pontífice en su primera visita a México.

La jerarquía católica hizo un llamado a “reforzar la esperanza” y a “vivir el evento como una fiesta” mientras uno de sus principales sitsio web, el de la Arquidiócesis de México fue intervenido por el grupo de hackers Anonymous.

A través de un cintillo firmado por “Hacker mexicano” que llevaba a Twitter #opFariseo criticaron la doble moral de los dirigentes católicos, pero no la creencia cristiana. ” Jesús viajaba en burro; el Papa viaja en Papamóvil blindado”, se leía entre los mensajes

Desde el Vaticano, Joseph Ratzinger (Benedicto XVI), de 85 años, confió en que su segundo viaje a tierras latinoamericanas (en 2007 estuvo en Brasil) profundice la fe en el catolicismo, un mensaje que ha intentado replicarse en los últimos días en México desde diversos blancos.

En el Distrito Federal -ciudad que no visitará por razones de salud- el arzobispo primado Norberto Rivera pidió a los mexicanos hacer sentir a Su Santidad que “mi casa es su casa” en alusión a la expresión de hospitalidad utilizada en el país que hoy se encuentra, a su juicio, en “una etapa glacial de desilusiones e indiferencias”.

Desde León, el sacerdote Martín Rábago, jerarca local, pidió a los locales salir a las calles para expresar “el ánimo de encontrar a Benedicto XVI” en el recorrido de tres días por 69.3 kilómetros que iniciará a las 5:30 de la tarde en el Aeropuerto Internacional de Guanajuato del próximo viernes.

Los gobernantes se han mostrado optimistas sobre las proyecciones de la zona como un atractivo para el turismo religioso e invirtieron en total, según las cifras oficiales, alrededor de 10 millones de dólares, en su equivalente en pesos.

Se instaló con ello un operativo integral en vialidad, seguridad pública, salud y protección civil, para todos los visitantes; se remodeló la infraestructura de las tres ciudades y se acondicionaron áreas públicas para acampar pues la capacidad hotelera local fue rebasada.

La seguridad del “Santo Padre” estará a cargo del Estado Mayor Presidencial que vigilará los cinco paseos en el papamóvil así como en los traslados en vehículo cerrado entre una y otra entidad donde se encontrará con niños, obispos, apostolados y el mandatario Felipe Calderón antes de oficiar una misa masiva en el Parque Bicentenario de Silao y partir el 26 de marzo rumbo a Cuba.

“Disfrutemos de esta visita, valoremos y aprovechemos la gran oportunidad que tenemos a nivel mundial”, dijo el gobernador Juan Manuel Oliva, un católico declarado.

Alrededor de la web