Esto sí que es acción Crítica cine: ‘The Raid: Redemption’ es una lección de buen cine

'The Raid: Redemption', dirigida por Gareth Evans con un presupuesto de solo un millón de dólares, es uno de los mejores filmes de 2012

Esto sí que es acción Crítica cine: ‘The Raid: Redemption’ es una lección de buen cine
Joe Taslim y Yayan Ruhian se enfrentan en 'The Raid: Redemption'.
Foto: Sony Pictures Classics

El cine de acción del siglo XXI no ha contado con clásicos de la calidad de Die Hard o Lethal Weapon en los años 80 o, por mucho que muchos se escandalicen, excelentes títulos de los 90 como The Rock.

Desafortunadamente, la acción ha sido reducida a una serie de mediocres elementos que solo pueden satisfacer al fan menos exigente (citar al respecto cualquier título protagonizado por, por ejemplo, Vin Diesel).

Menos mal por títulos como The Raid: Redemption -clasificada R y que se estrena hoy-, que recuperan lo mejor de las películas firmadas por, precisamente, cineastas como John McTiernan (Die Hard y Die Hard: With a Vengeance) o Michael Bay (la citada The Rock o Bad Boys 1 & 2).

El argumento es bien básico: un equipo de policías militares debe ocupar un edifico controlado por un sanguinario capo mafioso.

A partir del momento en que entran en tal escenario, el enfrentamiento entre unos -invasores- y otros -criminales- es constante, brutal y, simplemente, extraordinario.

La cámara de Gareth Evans, director galés que se mudó a Indonesia (el filme es una producción de este país que se exhibe con subtítulos en inglés), se mueve por los entresijos de los pasillos, apartamentos y escaleras del lugar con una agilidad fascinante, siguiendo los movimientos de los personajes sin que, en ningún momento, el espectador pierda la cuenta de cuántas situaciones se están retratando.

La claridad expositiva de Evans, también guionista y editor del largometraje, es una muestra de su talento y una clara confirmación de que estamos ante un director que no tardará en convertirse en uno de los mejores del panorama cinematográfico mundial.

En medio de todo ello, actores tan carismáticos como Iko Uwais, en el papel del heroico protagonista, y que ya trabajó con el realizador en su cinta previa, Merantau (2009), o Ray Sahetapy, el villlano de la función, alguien que bien podría ser descrito como el Alan Rickman asiático (Rickman fue villano en cintas como Die Hard, Robin Hood: Prince of Thieves o la saga Harry Potter), y que saborea cada palabra con deliciosa maldad.

Ningún aficionado al cine de acción debería perderse The Raid: Redemption, que se confirma ya como una de las cintas a tener en cuenta como lo mejor de 2012.