Siguen sin restituir derechos de niños

El Salvador sigue sin restituir derechos de niños desaparecidos en conflicto

SAN SALVADOR (EFE).- El Estado salvadoreño, aunque ha dado “avances”, sigue sin restituir los derechos de los niños que sufrieron desaparición forzada en el conflicto armado (1980-1992), pues ninguno de los militares que perpetraron ese flagelo ha sido investigado, dijo la dirigente humanitaria Ester Alvarenga.

Alvarenga, coordinadora de la Asociación Pro Búsqueda de Niñas y Niños Desaparecidos de El Salvador, indicó en conferencia de prensa que “no se está avanzado en medidas de reparación sustanciales para las víctimas”, a pesar de “avances” como la creación de la Comisión Nacional de Búsqueda de Niñas y Niños Desaparecidos, que funciona desde 2011.

El presidente salvadoreño, Mauricio Funes, pidió el año pasado perdón a las víctimas de desaparición forzada, pero “además de ese pedido de perdón no ha habido acciones que conduzcan a medidas de reparación”, agregó Alvarenga.

Resaltó que no hay “ningún caso (juzgado) de los militares que desaparecieron a los niños o niñas” durante la guerra que sufrió este país centroamericano.

El Salvador ha sido condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) en dos ocasiones- en 2005 por la desaparición forzada de las hermanas Serrano Cruz y en 2011 por el caso Contreras y otros.

Las hermanas Erlinda y Ernestina Serrano Cruz desaparecieron en junio de 1982 cuando tenían tres y siete años, respectivamente, durante una campaña militar en el departamento de Chalatenango.

Los hermanos Gregoria Herminia, Serapio Cristian y Julia Inés Contreras Recinos, que tenían cuatro años, 20 meses y cuatro meses de edad, respectivamente, desaparecieron el 25 de agosto de 1982 durante otra operación militar en varios municipios del departamento central de San Vicente.

Pro Búsqueda interpuso los dos casos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que luego los elevó a la Corte ante el incumplimiento del Estado salvadoreño a las recomendaciones del primer organismo.

De acuerdo a Alvarenga, las sentencias de ambos casos siguen incumplidas, debido a que no se han acatado disposiciones como la investigación del paradero de la víctimas y determinar los “autores de la desaparición”.

Además pidió a la Asamblea Legislativa aprobar por decreto el establecimiento de la Comisión Nacional de Búsqueda de Niñas y Niños Desaparecidas, ya que actualmente está funcionando por orden presidencial, “por consecuencia no tiene permanencia en el tiempo” y finaliza cuando termine el período presidencia, en 2014, consideró.

Pro Búsqueda tiene registrados 898 casos de niños y niñas desaparecidas, de los cuales 373 han sido resueltos. De éstos, hay 231 reencuentros.

“Es importante que desmitifiquemos el concepto de la búsqueda de los niños y las niñas desaparecidos; ellos son las víctimas silenciosas de la guerra, ellos no fueron combatientes, ellos no fueron militares”, resaltó.

La guerra civil en El Salvador dejó 75,000 muertos, 8,000 desaparecidos y 12,000 lisiados.