Pillos tienen nueva táctica para robar en el tren

Ahora los ladrones cortan los bolsillos de pasajeros dormidos y se llevan sus teléfonos

Nueva York – A la hora de lograr su cometido no hay quien detenga la imaginación de los ladrones en los trenes quienes buscan de apoderarse de los costosos teléfonos iPhones. Ahora han cambiado la táctica de arrancarles de las manos los aparatos a los pasajeros que están cerca de las puertas, y lo que hacen es rajar con una hojilla los bolsillos de aquellos que se quedan dormidos en los vagones.

En el Comité de Tránsito de la MTA celebrado ayer, la Policía de Nueva York dio a conocer cifras que demuestran que los pillos ahora, más que nunca, tienen en la mira a los pasajeros dormilones, convirtiéndose este tipo de robos en la tercera parte del total de los que se registran en todo el sistema de trenes.

Y es que el quedarse dormido en el tren no solo le puede costar el perder su parada, si no también algunas de sus pertenencias, ya que los ladrones también apuestan por las carteras y mochilas de aquellos que caen en los “brazos de Morfeo”. De acuerdo a las cifras del NYPD, los robos a pasajeros dormidos subieron 17% el mes pasado en comparación al 2011.

Según reportó hoy el diario amNY, en lo que va del 2012, comparado con el mismo periodo el año pasado, ha aumentado en 40% el número de robos de aparatos en los trenes, en especial los teléfonos “inteligentes”, los libros electrónicos y las llamadas computadoras tablas.

Desde comienzos del año el NYPD incrementó el número de oficiales que patrullan los trenes con 240 nuevos agentes, incluyendo muchos vestidos de civil. Según la uniformada, en promedio cada uno de estos nuevos policías asignados a los trenes ha realizado este año más de siete arrestos y han puesto docenas de multas.