Aprueban nuevo plan de transporte

El grupo gubernamental que supervisa el transporte en el Sur de California, aprobó ayer un acuerdo por 524 billones de dólares que se dedicarán principalmente a mejorar el transporte público, a construir carriles para bicicletas y para mejorar el medio ambiente, en un intento por cambiar la imagen de la región, actualmente ampliamente vinculada a los autos, las avenidas y las autopistas.
Aprueban nuevo plan de transporte
El plan maestro busca cambiar la cultura automovilística del Sur de California y fomentar el transporte público, las áreas peatonales y la creación de carriles exclusivos para ciclistas.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

El grupo gubernamental que supervisa el transporte en el Sur de California, aprobó ayer un acuerdo por 524 billones de dólares que se dedicarán principalmente a mejorar el transporte público, a construir carriles para bicicletas y para mejorar el medio ambiente, en un intento por cambiar la imagen de la región, actualmente ampliamente vinculada a los autos, las avenidas y las autopistas.

La Asociación del Sur de California votó de manera unánime en favor del Plan Regional de Transporte, que se aplicará en los siguientes 25 años.

El plan, significa un importante cambio de prioridades. Aunque las autopistas y las otras necesidades de los autos seguirán entre las prioridades del Sur de California, el plan busca que casi la mitad del dinero destinado al transporte, es decir, 246 billones de dólares, sea dirigido a desarrollar formas masivas de transportación, así como medios saludables al medio ambiente.

La región intentaría incrementar en un 60% las viviendas que se encuentran cerca del transporte público existente en la actualidad. También hay proyecciones de 4.2 millones de nuevos puestos de trabajo en la región y se piensa mantener el transporte público dentro de una radio de media milla alrededor de ellos.

Y, si bien queda una pequeña porción del monto total, el dinero destinado al transporte en bicicleta y a pie podría incrementarse a más del triple y pasar de 1.8 billones a 6.7 billones de dólares.

Este plan a largo plazo se actualiza cada cuatro años por SCAG, cuyos 83 miembros permanentes representan a 191 ciudades y más de 18 millones de personas que habitan en los condados Imperial, Los Ángeles, Orange, Riverside, San Bernardino y Ventura.