Inmigrante argentina se reúne con su familia tras ser liberada

Vera Serna fue detenida hace nueve meses cuando agentes de inmigración llegaron a su casa en busca de otra persona.

Nueva York.- La inmigrante argentina Jordana Vera Serna disfruta de la compañía de su familia, tras ser liberada de una cárcel de inmigración, nueve meses después de haber sido arrestada en su hogar en Nueva Jersey, donde los agentes acudieron en busca de otra persona.

Daniela Aluleya, líder de la organización New York Youth Leadership Council, dijo a Efe que Vera Serna, que fue traída a Estados Unidos por sus padres cuando tenía 12 años, fue liberada el miércoles en la noche, pero sólo le concedieron un permiso de estadía en este país de seis meses, tras lo cual “puede volver a enfrentar una orden de deportación”.

“El caso de Jordana demuestra que la política del presidente Barack Obama en términos de las deportaciones no está trabajando”, dijo Aluleya al referirse a la nueva política de la Administración Obama, dada a conocer en agosto de 2011, en la que prometió centrarse en arrestar y deportar a inmigrantes que hubieran cometido delitos graves.

La activista detalló que Vera Serna fue arrestada hace nueve meses cuando agentes de Inmigración llegaron a su casa en busca de otra persona.

“Ella estaba sola y, como era indocumentada, se la llevaron a un centro de detención y luego de un mes, quisieron deportarla. Ella se negó a subir al avión, por lo que la llevaron a otra cárcel en el condado de Hudson, donde pasó los últimos ocho meses”, agregó Aluleya.

Recordó que Vera Serna estudió en Nueva Jersey y soñaba con ir a la universidad, “pero su familia dependía económicamente de ella”, por lo que se empleó como camarera.

Agregó que luego de que un familiar de la argentina se comunicara con su organización a través de las redes sociales, New York Youth Leadership Council comenzó una campaña de llamadas al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y de recaudación de firmas, pidiendo la liberación de la joven, de 19 años.

“Gracias a que en estas últimas seis semanas hemos recogido más de 2,000 peticiones a través de las redes sociales, de las llamadas y del esfuerzo de la comunidad latina, ella fue liberada y regresó a casa con su familia”, indicó.

Sostuvo que “la lucha no ha finalizado” y que continuarán trabajando con los abogados de la organización para ayudar a Vera Serna y que ésta pueda cumplir su sueño de ir a la universidad, donde pretende convertirse en psicóloga o abogada, para ayudar a su familia y a la comunidad.

“Jordana es una chica trabajadora, que quiere ayudar a su familia, con metas profesionales, no es una criminal, pero, la política de inmigración continúa poniendo en deportación a gente como ella, y hay muchos otros en su misma situación”, afirmó.

En ese sentido añadió- “Estamos cansados de las promesas de Obama, que no son cumplidas. El prometió cambios. Necesitamos que tome medidas prácticas, reales para ayudar a la comunidad”.