¿Tus hijos tienen artritis?

Aunque la artritis reumatoide se asocia con personas adulta, una gran parte del sector infantil también puede padecerla.
Sigue a La Opinión en Facebook
¿Tus hijos tienen artritis?
Sólo 51% de los niños sale a caminar una vez al día con la madre o con el padre.
Foto: thinkstock

Cada vez es más común conocer o saber de alguien que padece de artritis, ya que es una enfermedad que ha aumentado notoriamente en los últimos años, y que por lo regular, se cree que acecha sólo a los adultos mayores; sin embargo, también los menores pueden ser víctima de este mal.

Aunque es verdad que la artritis reumatoide (inflamación crónica y deterioro de las articulaciones) es una enfermedad que no tiene una causa específica para desarrollarse ni prevenirse, y que además en muchos casos puede estar presente de por vida, con un tratamiento oportuno, se puede vivir con ella sin mayores complicaciones.

La detección de un padecimiento de este tipo, puede comenzar desde tu propia casa, es sólo cuestión de observar con mucho detenimiento.

Para la doctora Karina Ruiz, especialista en pediatría del Hospital General de México, la detección adecuada es indispensable para un buen tratamiento. Y, asegura que existen algunos síntomas básicos que se presentan y que te pueden indicar que algo no está bien.

Si observas que tu hijo sufre de dolor al mover alguna articulación (tobillos, cuello hombros, codos muñecas, manos, etc), o le causa conflicto moverlas con normalidad; además si percibes que tiene inflamación, rigidez o una temperatura más alta que en otra parte del cuerpo y hay coloración rojiza en dichas partes por más de un mes, cabe la posibilidad de que esté presente la artritis, por ello, es necesario que pongas mucha atención en sus desplazamientos.

¿Encontraste uno o varios de los síntomas mencionados y te preguntas qué hacer?

Para la experta la respuesta es: “asistir de forma inmediata al especialista reumatólogo es un gran paso. Pero ¡mucho ojo!, ya que en varios casos, al pensar que es otro padecimiento, se administran medicamentos o métodos que pueden perjudicar la situación del menor e incluso causarle una discapacidad”.

También en el proceso de ir a distintos médicos y ortopedistas, puedes perder tiempo y retrasar el tratamiento adecuado, lo cual hará que se desgasten más sus articulaciones por la falta de cuidados.

Otra recomendación y una de las más importantes es no auto medicarse y poner mucha atención en que tu hijo tenga el malestar en las mismas zonas, ya que muchas veces la artritis reumatoide en niños se confunde, en primer punto, con agotamiento, fiebre común, lesiones leves, y en otros casos, ya que tienen síntomas muy parecidos, con un marco de leucemia o lupus.

Para la especialista Karina Ruiz existen siete variaciones de artritis en menores (varían según la cantidad de articulaciones afectadas). Si alguna de estas ya fue diagnosticada en tu familia, la experta recomienda lo siguiente:

• “Si recién detectaron la enfermedad o tienes sospechas de ella, procura que el infante guarde reposo en casa. Esto evitará complicaciones y dolores al menor”.

• “Evita que tu pequeño practique actividades, ejercicios o deportes de alto impacto, o de contacto con exceso de fuerza”.

• “Intégralo a alguna otra actividad que también le resulte atractiva. No te preocupes, no es por aislarlo ni algo similar, simplemente es por precaución. En cuanto lleve un tratamiento adecuado, podrá llevar su vida normal, sin tantas complicaciones”.

• “Platica con él, eso es muy importante. Debes ayudarlo a asimilar la enfermedad, además de que esté consciente de cómo actuar para cuidarse en casa, con sus amigos o en cualquier lugar en donde se encuentre. De igual forma, en todo momento muéstrale tu apoyo”.

Jugar, salir a correr, practicar fútbol, saltar la cuerda y deslizarse en columpio, son actividades que caracterizan a la niñez. ¡No dejes que tu hijo se quede exento de disfrutarlas!

http://www.sermexico.org.mx

bojorge@teleton.org.mx