Usan la oración para curaciones

Trial starts next month for four people charged with burning an 11-foot cross near a black family's California central coast home.

Julio Rivas cierra los ojos y piensa que Dios es amor incondicional que transciende todo para purificar y armonizar. Esta es una de las oraciones básicas que realiza Julio, quien asegura que ha comprobado el poder de la oración para sanar.

Hace un tiempo Julio tuvo un hematoma en la pierna derecha del tamaño de una pelota de beisbol ocasionado por un accidente, mientras practicaba artes marciales. El golpe se le infectó, se abrió y salía pus de la herida.

Un cirujano amigo de Julio le dijo que necesitaba urgentemente cirugía y antibióticos. Julio no acató la recomendación y decidió recurrir a la oración y la meditación.

Datos recientes del Centro de Control de Enfermedades (CDC) indican que uno de cada tres adultos ha utilizado alguna forma de medicina alternativa para curarse en los últimos 12 meses y que de estos el 43% optan por la oración.

Julio confesó que su primera reacción cuando el cirujano le dijo que necesitaba cirugía fue temor porque el doctor le explicó que la infección podía contagiar el torrente sanguíneo y había peligro de complicaciones de salud aún peores.

Después de la consulta con el cirujano, el hematoma empeoró y el pus no dejaba de salir. Pero a pesar de esto, él no cedió en su intento de obtener la salud sin el uso de medicamentos.

La materia purulenta salió por casi dos semanas y después la herida se cerró sola y el hematoma desapareció. Aún conserva una pequeña cicatriz que es prueba de que en el pasado tuvo ese problema.

Él asegura que la oración no es una pastillita que le va a quitar el padecimiento inmediatamente, sino que lo describe como una entrega a lo divino.

Lo que Julio experimentó en esa ocasión y el proceso de sanación de las que muchas personas son testigo al utilizar la oración o meditación, es motivo de estudio de numerosas investigaciones médicas.

El neurólogo Dr. Shri Mishra, catedrático de la Universidad del Sur de California (USC) y quien ha formado parte del comité consejero de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) y del Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa (CAM), asegura que está ampliamente demostrado que la oración, privada o en conjunto, funciona como una expresión más de la medicina complementaria.

“Se ha demostrado que esta práctica reduce la cantidad de días en el hospital en aproximadamente un 30%”, dijo el Dr. Mishra, quien asegura que el resultado positivo no depende de la religión o del sistema religioso de la persona, sino más bien en su entrega y del grado de creencia que tenga en la deidad a la que se está encomendando.

Para este científico la clave de estas recuperaciones que parecen milagrosas, en realidad está en el modelo de “cuerpo y mente”. Este es un modelo filosófico que reconoce la dualidad de las personas y del beneficio de equilibrar ambos aspectos.

“Si te relajas y oras, inmediatamente lograrás bajar el estrés, se reducirá la presión arterial, con lo que se reduce el estrés físico y mental”, dijo el Dr. Mishra, agregando que cuando esto sucede el cuerpo funciona mejor.

“No estoy diciendo que las personas deben de dejar de tomar sus medicamentos, sí tienen que seguir las recomendaciones médicas, pero sí creo que la oración ayuda a mejorar la salud y promueve un mejor estado físico y psiquiátrico”, acotó el neurólogo.