Marlen Esparza busca en China su pase a los Olímpicos

Luego de todo el sacrificio, sudor, lágrimas y sangre que ha dejado en cientos de cuadriláteros, Esparza se enfrenta al reto más grande.
Marlen Esparza busca en China su pase a los Olímpicos
La pugilista houstoniana Marlen Esparza viaja al Preolímpico de Chiba en busca de su boleto a los Juegos de Londres 2012.
Foto: Gustavo Rangel

Ha llegado el momento que ha estado esperando casi toda su vida. Luego de tantos triunfos, que incluyeron seis campeonatos nacionales y medallas en competencias internacionales, a la pugilista houstoniana Marlen Esparza se le ha presentado la hora de la verdad.

Luego de todo el sacrificio, sudor, lágrimas y sangre que ha dejado en cientos de cuadriláteros a lo largo de su carrera amateur de casi 10 años, Esparza se enfrenta al reto más grande. Y es que de nada van a servirle todos los títulos que ha conseguido si no logra su sueño que es llegar a los Juegos Olímpicos de Londres, donde el boxeo femenil se presenta por primera vez como deporte oficial.

“Ya no puedo pensar en las cosas que he logrado en el pasado, los campeonatos que he ganado de nada me sirven ahora. Lo único que importa es lo que voy a hacer de aquí para adelante”, dijo Esparza en una entrevista con RUMBO vía telefónica desde Colorado Springs dos días antes de viajar a tierras asiáticas.

Este 12 de mayo Marlen peleará por su boleto a las Olimpiadas de Londres en el Preolímpico Internacional de China, donde la esperan 60 boxeadoras que están buscando el mismo objetivo que ella. Solamente ocho calificarán en la división de las 112 libras a los Juegos Olímpicos, así que a Esparza sabe que le espera la lucha más importante de su carrera boxística.

“No estoy pensando en qué boxeadoras voy a enfrentar, ahora solamente pienso en lo que yo voy hacer, en mi preparación, en estar bien mentalmente y en mantenerme tranquila. Estoy contenta con el trabajo que hemos hecho y estoy lista”, agregó la boxeadora.

Marlen admite que a estas alturas los nervios la quieren traicionar y que ha tenido que buscar ayuda espiritual para poder sobrellevar toda la presión que se le viene encima cuando piensa en la magnitud de su misión.

“Llevo conmigo las esperanzas de mi familia, de mi entrenador [Rudy Silva] y de mi comunidad y eso a veces es demasiado porque no quiero fallarles. Pero he decidido poner toda esa presión en las manos de Dios y yo haré lo que está en mis manos para lograr el objetivo, es todo lo que puedo hacer”, explicó Marlen.

Esparza trabajó la última semana antes de viajar a China con el joven pugilista Gilbert Rentería para afinar detalles y quedó satisfecha con el resultado porque se siente muy confiada de que una de sus debilidades ya ha sido resuelta.

“Quizás mucha gente no lo sabía, pero yo siempre batallé mucho con las boxeadoras zurdas y ese era mi gran temor cuando pensaba en la competencia internacional. Pero luego del trabajo con Gilbert esa ya no es una debilidad. Siento que he dado un giro de 180 grados cuando pienso en cómo peleaba contra zurdas antes de trabajar con Gilbert”, comentó Esparza.

La houstoniana no sabrá contra quién peleará hasta después de que se haga el primer pesaje el 12 de mayo y hasta cierto punto esto la tiene sin cuidado porque para avanzar a las Olimpiadas por lo menos tiene que ganar sus primeras tres peleas. En esta competencia la que gana avanza y la perdedora se va de regreso a casa.

“No se puede pensar en otra cosa que no sea la pelea que se tiene enfrente porque no hay mañana, así que no estoy pensando en quién llegó a esta competencia, solamente me concentraré en la rival que tengo enfrente ese primer día porque en esa pelea todo está en juego”, concluyó Marlen.

La campeona de boxeo Marlen Esparza viaja al campeonato mundial en China para conseguir su boleto a los Juegos Olímpicos de Londres. El sueño de toda su vida y las esperanzas de su familia y comunidad de Houston están en juego, pero ella llega fuerte y preparada para ganar.