Tañón y González volverán a pelear por hija

El expelotero de Grandes Ligas anuncia que buscará nuevamente la patria potestad

Guía de Regalos

Tañón y González volverán a pelear por hija
El actual esposo de la merenguera Olga Tañón, habría pedido adoptar la hija que ella tienen con Igor González.
Foto: Archvio

San Juan – El expelotero de Grandes Ligas, Juan “Igor” González, reiteró ayer su rechazo a la petición de adopción de su hija Gabriela que hizo Billy Denizard, actual esposo de la merenguera Olga Tañón.

“Mi deseo en todo momento ha sido formar parte de la vida de mi hija. Tanto yo, como mi familia, hemos procurado a través de los años establecer contacto de calidad con mi hija. Sin embargo, cada vez se hace más difícil”, afirmó el deportista.

Agregó, también, en declaraciones escritas, que “a pesar de los obstáculos nunca he dejado de suplirle todo lo que necesita para atender sus necesidades médicas y proveerle el plan médico de la Asociación de Peloteros de Grandes Ligas, desde que ella nació hasta el presente”.

González destacó que “al día de hoy, me parece irrazonable el que se me oculten los detalles específicos de su condición y su progreso. El bienestar de mi hija siempre ha sido una prioridad”.

Explicó, además, que le cedió la patria potestad a “La Mujer de Fuego” para “facilitar el cuidado médico de nuestra hija. No obstante, se estableció que ella tendría que mantenerme informado de todo lo relacionado con nuestra hija, cosa que nunca ocurrió”.

Igor precisó que “tengo serias dudas sobre las verdaderas intenciones que pudiera tener el señor Denizard con respecto a mi hija. Es por esto, que me propongo solicitar el restablecimiento de la patria potestad”.

“Entiendo que ya Gabriela ha superado la etapa que requería intervenciones médicas de emergencia, por lo que no debe existir impedimento alguno para que yo como su padre tenga que ser consultado sobre todas las decisiones que tengan que tomarse con relación al bienestar y cuidado de mi hija, tal y como hago con mis otros hijos”, puntualizó González.

El jugador de béisbol sostuvo que interesa comenzar un proceso formal encaminado a que su hija entienda “que yo soy su padre, que la amo. Siempre la he amado y que estoy aquí para ella”.

Aclaró, asimismo, que no ofrecerá declaraciones sobre el procedimiento legal de cobro de dinero que se llevará a cabo contra Olga Tañón por “los pagos realizados en exceso a la pensión alimentaria, los cuales sobrepasan los $200 mil”.

Igor González enfatizó en la carta que la pasividad no debe confundirse con falta de interés, pues “en mi caso es el resultado de la frustración que se siente cuando la figura de uno como padre es desplazada por las personas que tienen bajo su cuidado diario a los hijos producto de padres divorciados”.

“Si mi hija no me reconoce como padre es porque la tienen confundida, haciéndole creer que su padre es otra persona. Existen profesionales que nos pueden ayudar a que mi hija conozca la realidad y la acepte como parte de su vida. No debemos tener miedo nunca a la verdad. Creo que Gabriela y yo estamos a tiempo para alimentar nuestra relación de padre e hija. Con paciencia y amor todo es posible”, sentenció el expelotero de Grandes Ligas.