Rechazan los campos de concentración

Autoridades de LA cerraron uno de los capítulos más controversiales de la historia moderna

La Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles decidió ayer abolir una resolución aprobada hace 70 años que apoyaba los campos de concentración para los japoneses americanos.

En una resolución promovida por el supervisor Mark Ridley Thomas, las autoridades del condado pidieron disculpas y cerraron uno de los capítulos más controversiales de la historia moderna, cuando después del ataque de Pearl Harbor, los japoneses y sus descendientes en Estados Unidos se convirtieron en presa fácil de discriminación.

Unas veinte personas que sufrieron las detenciones en carne propia asistieron a la reunión de la Junta de Supervisores para dar sus testimonios.

En una presentación de unos cuatro minutos, el actor de “Star Trek” George Takei recordó cuando él, sus hermanos y sus padres fueron detenidos por varios meses y llevados a unos corrales en la pista de carrera de caballos en Santa Anita. Después fueron transferidos a dos campos de concentración en Arkansas.

El mismo director ejecutivo del Condado de Los Ángeles, Bill Fujioka, dijo con lágrimas en los ojos que su abuelo sufrió la detención forzada. A pesar de esto, el consejo principal de su abuelo siempre fue que se sintiera orgulloso de ser americano.

“Este es un país de inmigrantes? este es un evento horroroso de la historia”, dijo la supervisora Gloria Molina.

La resolución de la Junta de Supervisores de apoyar el traslado de japoneses americanos a campos de concentración, fue aprobada el 27 de enero de 1942.

?>