Quería dar vida y consiguió la muerte

Hispana se desangró en la mesa de operaciones cuando intentaba donarle un órgano a su hermano
Quería dar vida y consiguió la muerte
Yolanda Medina murió en la mesa de operaciones del Hospital Montefiore, donde se sometía a una cirugía para donarle un riñón a su hermano.
Foto: Archivo

Nueva York – Yolanda Medina quería, literalmente, darle la vida a su hermano. Por ello, la residente de El Bronx se sometió a una cirugía en el Hospital Montefiore para donarle un riñón a Roberto, quien padece de una grave enfermedad. Pero una alegada mala praxis médica provocó que la mujer muriera desangrada en la mesa de operaciones, luego que le cortaran la arteria aorta.

Ahora, Roberto se quedó sin donante y sus sobrinas perdieron a su madre. Yolanda, de 41 años, dejó a tres niñas pequeñas, de 2, 7 y 11 años.

La tragedia de esta familia comenzó el 23 de mayo, cuando la mujer falleció desangrada durante la operación encabezada por el doctor Javier Chapochnick Friedmann. Tras el suceso, según informaron hoy varios medios locales, el Montefiore decidió cerrar su “prestigiosa” unidad de trasplantes de órganos de “donadores-vivos”, por lo que Roberto, de 39 años, sigue esperando desesperadamente por un milagro que le salve la vida.

Mientras se realiza la investigación por la muerte de Yolanda, el enfermo renal, quien también es padre de cuatro hijos, está demandando que el hospital le consiga otro donante. Roberto le dijo a medios locales que le está “matando” el pensar que su hermana murió en vano mientras intentaba salvarle la vida.

El Hospital Montefiore informó que la muerte de Yolanda es la primera registrada en las cuatro décadas que tiene funcionando el programa de “donadores-vivos”, que ha practicado unas 1,000 operaciones.