Cars Land ya esta aquí (Video)

Mañana abre sus puertas Cars Land, la nueva área temática de California Adventure
Cars Land ya esta aquí (Video)
Radiator Springs Racers es la atracción estrella de Cars Land, que abre sus puertas mañana en Disney California Adventure.
Foto: Disneyland

En un área industrial de Glendale se esconde uno de los secretos mejor guardados de la compañía Walt Disney Studios. Se trata de Walt Disney Imagineering (WDI, por sus iniciales en inglés), el centro neurálgico donde se crean las atracciones que se crean o renuevan en los parques de la empresa (Disney Imagineering tiene otras oficinas repartidas por el mundo, como en Florida, donde en estos momentos se está trabajando en una atracción de Avatar para su parque Animal Kingdom).

Allí La Vibra tuvo ocasión de visitar uno de los edificios más interesante el lugar: el Concept Lab -o Laboratorio de Conceptos-, que incluye el DISH, la Habitación Digital de Inmersión, en su traducción.

Se trata de un espacio virtual que proyecta en una pantalla de 180 grados una versión computerizada de las atracciones que se diseñan, antes de ser construidas.

El objetivo es analizar qué es lo que funciona y qué hay que cambiar.

“Es una experiencia fascinante”, expresó Mark Mine, director de tecnología y diseño de conceptos para WDI. “Los gráficos no son bonitos o muy detallados, son modelos con los que trabajamos. Es de gran ayuda para crear una experiencia interactiva”.

Un elemento imprescindible en el DISH es un sombrero con sensores de movimiento que, al colocárselo, permite “pasearse” frente a la pantalla. Por ejemplo, el chef del nuevo restaurante Flo’s V8 Cafe en Cars Land, de California Adventure, tuvo oportunidad de “recorrer” la cocina, antes de su construcción, para indicar si había algo que no encajaba en su establecimiento ideal, si había que mover un horno, una mesa o un armario, para así lograr que los cocineros pudieran trabajar en la cocina “perfecta”.

También en el DISH, La Vibra tuvo ocasión, hace dos semanas, de subirse a una versión computerizada de Radiator Springs, la nueva y encantadora atracción en Cars Land, que abre sus puertas de forma oficial mañana.

Y sólo hace ocho días también este medio fue de los que tuvieron ocasión de presenciar en vivo los notables cambios a los que Disney California Adventure ha sido sometido durante los últimos dos años.

Cars Land en California Adventure Park

No solo se trata de la construcción de Cars Land -una nueva área que es, en una palabra, simplemente arrebatadora-, sino también de la entrada principal, ahora convertida en Buena Vista Street, una calle que recuerda al Los Ángeles de la década de los años 20 que Walt Disney descubrió a su llegada a la ciudad, concretamente en 1923.

Un par de tranvías recorrerán ahora las calles del parque y numerosa vegetación dará sombra -con árboles ya crecidos y completa ausencia de palmeras: “este tiene que ser un lugar cómodo donde estar”, expresó Ray Spencer, director creativo de Buena Vista Street-; todo ello arropado por una exquisita atención al detalle -se crearon 500 baldosas hechas a medida: “sin credibilidad no hay historia, y sin historia [esto] no funcionaría”, afirmó Spencer-, un homenaje sincero a la arquitectura de LA -el puente de la entrada es una combinación de diversos del condado, entre ellos el Hyperion de Los Feliz- y una nueva estatua de Disney y Mickey Mouse, aunque en esta ocasión, y a diferencia de la que existe en Disneyland, a pie de suelo, para así permitir a los visitantes tomarse una foto con el genial creador del personaje y la compañía.

Establecimientos de todo tipo -Elias & Co., en reconocimiento al hermano de Walt, proveerá de merchandising- se suman a un par de destacados nuevos restaurantes: el privado, 1901, el año en que nació Walt Disney, que refleja un espacio creativo donde los animadores de los años 30 podrían haber tomado una copa o disfrutado de una buena comida; y el público, Carthay Circle Restaurant, que a pie de suelo, presenta un bar o lounge que sirve bebidas de todo tipo, incluidos cocktails (con tres tipos de hielo distintos), y aperitivos, como sushi o tapas; y en el segundo nivel se abre al elegante restaurante, con un sofisticado menú tanto de comida como de bebidas (se puede elegir entre más de 250 vinos) diseñado por el chef ejecutivo Andrew Sutton.

“Para crearlo me limité a pasearme por el parque y ver qué es lo que no ofrecíamos”, afirmó este.

Según el mánager del restaurante, José Barragán, nacido en México, se trata de “regresar al glamour del Hollywood de siempre”.

Por supuesto, a partir de mañana, la estrella de la función es Cars Land, que recrea con acierto Radiator Springs, el pequeño pueblo donde acontecía la acción de Cars, y sus tres atracciones: la simpática Mater’s Junkyard Jamboree (que voltea al visitante en el popular tractor del filme), la menos lograda Luigi’s Casa Della Tires (neumáticos flotantes que requieren de demasiado esfuerzo para moverse… muy lentamente) y Radiator Springs Racers, en la que se puede disfrutar de un viaje por el lugar (atención a ese maravilloso momento en el que uno se pasea frente a la cascada de Radiator Springs) que culmina con una carrera veloz entre dos vehículos.

Con esta apabullante renovación -que empezó con el maravilloso show World of Color?, Disney California Adventure está listo, a partir de mañana, para una segunda vida.