Llevan basura de casas solas a los bancos

Hay más de 21 mil propiedades embargadas que están abandonadas
Llevan basura de casas solas a los bancos
Activistas comunitarios transportaron bolsas llenas de desperdicios al New York Mellon Bank, en el centro de Los Angeles.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinion

Bolsas de basura que activistas recolectaron de casas embargadas que han sido dejadas en el abandono por los bancos, fueron arrojadas ayer en el distrito financiero de Los Ángeles en protesta por lo que consideran un deterioro a las comunidades.

La acción la emprendieron activistas de la organización Good Jobs LA y de la Alliance of Californians for Community Empowerment (ACCE), en colaboración con representantes del sindicato SEIU Local 721, que pidieron a las autoridades municipales que dejen de favorecer a los bancos y apliquen la ordenanza municipal que se aprobó hace años para multarlos.

Este miércoles el Concejo Municipal estará votando enmiendas a esa ordenaza municipal para obligar a que los bancos mantengan en buen estado las viviendas que han reposeído a consecuencia de la crisis hipotecaria.

En Los Ángeles, expuso Jason Elias, representante sindical, existen alrededor de 21 mil propiedades que han sido embargadas por bancos, lo que significa que la ciudad está dejando de recibir más de 384 millones de dólares por no aplicar la ordenanza municipal, llamada Blight Ordinance.

“Hemos inspeccionado algunas de las viviendas y estamos viendo que muchas están vacías, se están metiendo a ellas para drogarse, las usan para prostitución, son vandalizadas y usadas por pandilleros”, comentó Elias. “Y como consecuencia, los vecinos están viendo reducido el valor de sus viviendas”.

Las bolsas de basura fueron colocadas en el vestíbulo del edificio donde se encuentran las oficinas de BNY Mellon, que a decir de los activistas, es uno de los principales bancos que han embargado viviendas en Los Ángeles.

Kevin Heine, portavoz de BNY Mellon, aseguró que el banco es sólo el fiduciario y no tiene responsabilidad por el mantenimiento y cuidado de las viviendas.

Explicó que el banco sólo tiene una función administrativa limitada de las viviendas, que es calcular y distribuir los pagos mensuales de bonos a los inversionistas, pero que hay muchas compañías que son las encargadas de administrar las propiedades, desde el cuidado de la vivienda hasta los casos de litigio.

“Como fiduciario, no tenemos facultades o deberes con respecto a la ejecución de una hipoteca, mantenimiento, venta o enajenación de propiedades. Esos poderes y deberes recaen exclusivamente en las compañías de servicio”, señaló Heine.

Pero a decir de los activistas, los bancos sólo están deslindándose de su responsabilidad y por ello exigieron al Concejo Municipal que ponga orden en la casa.

“Queremos que los bancos paguen lo que deben”, gritaba ayer Angelina Jiménez, una de las protestantes mientras agentes policíacos llegaban al distrito financiero.

“Los delincuentes están allá arriba, vayan por ellos… Nosotros sólo les estamos regresando el cochinero”, gritaba otro manifestante señalando a lo alto de uno de los rascacielos.

Los manifestantes insistieron que la ciudad no ha aplicado la ordenanza municipal con la que se multaría a los bancos con 1,000 dólares diarios por cada casa que no sea atendida.

Un reporte presentado ACCE, Good Jobs LA y SEIU, compara a Los Ángeles con ciudades como Richmond y Riverside, que tienen menos de 300 mil habitantes, las cuales al aplicar una ordenanza similar han podido recabar 2.3 y 2.7 millones de dólares, respectivamente.

En cambio, señala el reporte, en los últimos dos años Los Ángeles sólo ha obtenido 111 dólares en multas por desatención de viviendas.

No se obtuvo respuesta de los concejales Eric Garcetti y Bernard Park, quienes impulsaron la ordenanza municipal aprobada en 2010, para determinar por qué no se está aplicando.

Este miércoles el Concejo Municipal enfrentará de protestas por parte de los activistas que insisten que las autoridades deben estar del lado de la comunidad y no favorecer a los bancos.

?>